El pasado lunes en la comunidad de Santa Ana, una mujer de 39 años fue golpeada salvajemente por su marido, quien tras dejarla inconsciente por los golpes propinados, la embarró con su propia sangre e intento abusar de ella. Al día siguiente la mujer denunció al agresor.

La pasada semana una mujer fue aprehendida por haber agredido a su pareja, a tal extremo que tomó un tenedor de la cocina y se lo clavó en la espalda. Gracias a la intervención de los familiares y amigos, la víctima fue trasladada al Hospital San Juan de Dios y la mujer fue aprehendida. En audiencia de medidas cautelares la agresora obtuvo libertad.