Martín Vizcarra juró el viernes como nuevo presidente del Perú y, en su primer mensaje, prometió una lucha frontal contra la corrupción para sacar al país de la crisis política que explotó con la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski al quedar acorralado por denuncias de irregularidades.