El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, denunció que la Capilla de la cárcel de Palmasola, que fue visitada por el Papa Francisco, fue profanada durante la intervención policial de la pasada semana y sufrió destrozos importantes. Gualberti expresó su tristeza y repudio “por la profanación de la Capilla al interior de ese recinto, donde el Papa Francisco se detuvo en recogimiento y oración en bien de los privados de libertad”.

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti denunció la profanación de la capilla en Palmasola durante la intervención policial del pasado miércoles y dijo que se destruyeron imágenes sagradas.

El cadáver de una joven de 17 años que había sido robado de su féretro fue encontrado por los policías que participan de la investigación, según informaron fuentes oficiales quienes precisaron que el cuerpo fue recuperado en una de las secciones del cementerio en La Cruz, Corrientes (Argentina).