×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 44

Walter Ferrufino quiere ser otra vez ejecutivo seccional de Entre Ríos

Escrito por  Abr 14, 2014

El País (EP).- ¿Cómo se gestiona el contrato para el tramo Entre Ríos-Palos Blancos?
Walter Ferrufino (WF).- Esto ha nacido de una conversación que tuvimos con ejecutivos seccionales de Villa Montes y Caraparí, pero también con el apoyo de Roberto Ruiz. Nos pusimos a pensar, ¿Por qué no hacemos algo que beneficia a todos? y de ahí que sugerimos que se haga una Cumbre Vial. Esto se dio a inicios del 2012, hicimos la cumbre, le hicimos la propuesta al gobierno central y el Presidente se comprometió a hacer esto realidad; dos años después, esto se concreta. 

EP.- ¿Usted articuló todo esto?
WF.- Nos tocó hacerlo, porque la ubicación de la provincia O’ Connor es como la bisagra del departamento; es la provincia articuladora entre el Chaco y la capital. Felizmente estuvimos como presidente de ADES y hoy me toca estar de nuevo como presidente mostrando los resultados. Aunque resaltar que tampoco se hubiera logrado sin la decisión y voluntad política del Presidente ni el apoyo de los otros ejecutivos seccionales.  
EP.- Pero usted no es del MAS ¿cómo logró esta articulación?
WF.- No soy del MAS, no estoy inscrito, pero soy un firme compañero del proceso de cambio. Hoy nos tocó vivir un momento histórico con presencia de todo el departamento pues estaban los comités cívicos del Chaco, las organizaciones sindicales, la COD y muchas otras organizaciones más. Creemos que la posición y cualidad de O’Connor como eje articulador es fundamental pero creo que el criterio de desarrollo desde las provincias, fue elemental.
EP.- ¿Qué relación hay con la APG y cuál es el rol que jugó en todo esto?
WF.- Con la APG, como directorio hemos tenido algunos problemas, los tenemos todavía por falta de entendimiento, pero no porque sean temas insalvables; con el pueblo Guaraní la mejor de las relaciones, pero lo que no respetamos ni vamos a admitir es la intromisión de foráneos de ONG’s que viven creando problemas a la gente y viven de la pobreza de la gente. Hablamos de Nizkor.
EP.- ¿De qué problemas habla?
WF.- Creo que de alguna u otra manera, en base a las negociaciones económicas que han logrado con empresas como Repsol y otras que han accedido a pagarles dinero, ellos pretenden manejar económicamente a un sector del pueblo Guaraní, pero creo que la sabiduría e historia del pueblo indígena es más fuerte que esto.
EP.- ¿Estos problemas se pueden repetir con la construcción de la carretera?
WF.- No creo, el directorio y pueblo de la APG entendió la importancia del camino, además que no es un tema que afecta sólo al pueblo indígena, sino a todo el departamento. Felizmente accedieron a la consulta y los únicos que pusieron un pero a todo es la Nizkor.
Ellos actúan como asesores externos que nunca cobran nada por sus servicios, pero hay que verlo. Creo que toda entidad que venga a dividir y obstaculizar el desarrollo no son bienvenidos en el país o la provincia.
EP.- ¿Qué otros proyectos viales está ejecutando?
WF.- Además de ayudar a consolidar Entre Ríos – Palos Blancos, tenemos rutas que son de competencia nuestra, como: Entre Ríos – quebrada Las Vacas; este próximo mes se licita Palos Blancos – Choeré; quebrada Las Vacas – Salinas; Saicanchajllas, Saladito – Tabasay. Pero también Cañadas – Yucumbía, San Diego – Sivingal, San Josecito y con eso estaríamos totalmente integrados con nuestras rutas departamentales a la ruta fundamental.
EP.- Con todo esto ¿Cuál es su futuro político?
WF.- Creo que somos parte de un proyecto político de desarrollo que vemos a las siglas como un requisito. Este proyecto político que no tiene sigla, está concentrando a todas las organizaciones sociales, comités cívicos, campesinos, gremiales y más. Hoy por hoy, nos vamos a quedar en la provincia, vamos a pelear por seguir trabajando aquí, hay muchas cosas que concretar y si la gente así lo quiere seguiremos estando como ejecutivos seccionales la próxima gestión.
EP.- ¿Irá por el MAS?
WF.- Puedo ir por el MAS o por algún otro que nos preste una sigla. Por ahí el MAS no nos quiere en sus filas; yo no renunciaré al proceso de cambio por aquello, vamos a seguir.