¡Cuidado con el engaño! exija las semillas con certificación

Escrito por  Jorge Salomón / El País En Feb 10, 2015

En la parte posterior al Mercado Campesino hay una gran cantidad de camiones y personas que comercializan papa y semilla de papa. Venden la bolsa de esta última sin etiqueta y a menores precios.

Para que una semilla producida en el país sea considerada semilla y su calidad esté garantizada, debe contar con su debida etiqueta de certificación por el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), en caso contrario es un producto no garantizado para la siembra, de acuerdo a lo que señala Luis Acosta Arce, responsable departamental del Iniaf.
En el Mercado Campesino la comercialización no tiene un control aparente y todo se mueve de acuerdo a la oferta y la demanda. Al visitar la zona, más de un comerciante no quiso ni brindar el precio por bolsa de semilla de papa con el pretexto de que iba a perder el tiempo porque no teníamos “pinta de productores”, los vendedores que sí brindaron información al País eN, indicaron que por el momento solo tenían disponible semilla sin etiqueta y procedente del Chaco.
El precio de la bolsa de semilla de papa sin etiqueta es de 150 bolivianos de la variedad Desiré y la bolsa de semilla con etiqueta es de 220 bolivianos, tiene como procedencia la zona alta del municipio de San Lorenzo, pero todavía no está disponible para la venta.
Esa es la realidad con la que se encuentran muchos productores que buscan semilla para la siembra y, ante los precios más bajos o escasez de semilla certificada, compran semilla sin etiqueta que en la mayoría de los casos desechan una parte importante de las mismas, o difunden enfermedades y patógenos a sus terrenos, porqué no pasaron por ningún control de calidad y certificación.
De acuerdo al responsable de la entidad del rubro en Tarija, la certificación de semilla se realiza en las parcelas de los productores, y en la gestión 2014 se tuvo una producción de 1800 toneladas de semilla de papa certificada, la misma en volúmenes importantes fue traslada al departamento Santa Cruz y en Tarija solo se quedan pequeñas cantidades que abastecen el 5% de la producción, en esta situación se habilitaron categorías de emergencias utilizadas principalmente para entregas de Programas como el Prosol, y también se certificaron categorías de uso propio, buscando paliar la falta de abastecimiento.
El secretario Ejecutivo de la Federación Única de Comunidades Campesinas de Tarija (FSUCCT), Casildo Gudiño, señaló que es un problema grande la falta de abastecimiento de semilla de calidad, como también se necesita una mayor socialización del Iniaf para que los productores conozcan cual es semilla de calidad y no sean engañados cuando las necesitan para sembrar en sus parcelas.
Gudiño también pidió al Iniaf una mejor coordinación y mayores controles en trancas, parcelas, pero sobre todo en el Mercado Campesino, señaló que es importante trabajar de manera conjunta para proteger a los productores, que a veces invierten todos sus ingresos en semillas improductivas ante la necesidad de hacer producir sus terrenos.
“Ustedes pueden verificar como se comercializan semillas sin etiquetas, sin control, y de esta manera nuestros productores son los más perjudicados, que compran porque necesitan para la siembra”, señaló.
José María Albarracín, profesional de comercialización del Iniaf, señaló que el productor está condicionado por la poca semilla de papa que se tiene ofertada y en esas condiciones adquieren semilla mezclada con papa para consumo que es improductiva y desde el Iniaf trabajan para que la misma no sea comercializada como semilla.
“Se vela por la calidad de semillas que existen en el departamento, en alianza con el Ministerio Público y en primera instancia se socializó la normativa vigente con los productores, hay dos casos de decomiso con sanciones administrativas y se han establecido puestos de control en El Cóndor, Pajchani y La Mamora, donde se verifica la semilla que está en tránsito de un departamento a otro, o entre las propias provincias”.
Desde el Iniaf también señalaron que para que todas las personas utilicen solo semilla certificada, tienen que coadyuvar los mismos productores y todas las autoridades, para lo cual se establecieron alianzas con los municipios, para que en un mediano plazo se establezcan ordenanzas municipales que normen el uso de semilla certificada y establezcan sanciones a quienes engañen a las personas comercializando papa consumo como semilla.

Las semillas deben ser certificadas por el Iniaf

 Para que una semilla sea considerada semilla debe tener la certificación del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) que dispone de un directorio de ofertantes de semilla  en el departamento.
Las principales semillas que certifica esta entidad en el departamento son semillas de papa, maíz, trigo, arveja, maní, alfalfa y caña de azúcar.

Variedad Desiré
En el rubro de papa se tienen 23 asociaciones, instituciones y grupos de produc tores destacándose la variedad Desiré.
En la producción de arveja se tiene 10 productores certificados, produciendo principalmente arvejon Yesera. En cuanto a maíz se tiene 7 productores acreditados; 2 en trigo, y uno en maní.