Contaminación se apodera de la quebrada San Pedro

Escrito por  JORGE SALOMÓN/EL PAÍS EN Feb 27, 2015

La quebrada de San Pedro es una de las que atraviesa la ciudad de Tarija y se ha convertido en un foco de contaminación al tener que recibir cada día miles de litros de aguas residuales de barrios del distrito 10, como 15 de Abril y Rosedal entre otros, que botan estos desechos biológicos sin ningún tipo de filtro o tratamiento.

Esta quebrada, que según afirman los vecinos era seca la mayor parte del año, hoy en día tiene hilos de aguas contaminadas y llenas de heces fecales y orines que salen de barrios aledaños y los olores nauseabundos se apoderan de la zona, además de basura que es arrojada desde el puente próximo a este lugar.

Lagunas
En la actualidad, la red de alcantarillado que desemboca en las lagunas de oxidación de la zona de San Luís solo cubre el 65 por ciento de las viviendas de la ciudad, mientras que el 35 restante es desechado en cámaras sépticas comunes e individuales y en una gran mayoría a ríos y quebradas como la de San Pedro.
El presidente del barrio Juan XXIII, Karim Imbelloni, manifestó que hasta la fecha enviaron varias cartas a la Cooperativa de Agua Potable y Alcantarillado de Tarija (Cosaalt) para que pueda solucionar el problema que afecta a su barrio por los malos olores y la contaminación. Hasta el momento no tuvieron respuesta.
Por su parte, el presidente del barrio 15 de Abril Ángel Juan Coronel señaló que no recibieron una solución clara al tema de contaminación por parte de las autoridades que dejaron los trabajos “a medias”  hace 4 años y todas las aguas servidas salen a la quebrada.
El secretario general de este mismo barrio, Wilfredo Ayarde, agregó que ante los reclamos Cossalt mandó algunos técnicos que limpiaron las cámaras que desembocan en la quebrada, pero señalaron que cuando se construya la planta de tratamiento de aguas residuales se daría solución definitiva al problema y que volverían para buscar alguna alternativa. Hasta la fecha tampoco regresaron por la zona.
El gerente técnico de Cosaalt, Eduardo Coila Flores, señaló que las obras de construcción de las colectoras quedaron paralizadas desde la gestión 2012, cuando se suspendió el proyecto de saneamiento del río Guadalquivir por existir problemas sociales para definir la ubicación de la nueva planta de tratamiento de aguas residuales y con financiamiento de la Gobernación se ampliaron redes aledañas secundarias, pero no se concluyeron los colectores y las aguas servidas siguen desembocando en la quebrada.
“Ante el reclamo de la gente y mientras se construya la planta de tratamiento y el proyecto de colectores, en marzo presentaremos un proyecto de complementación de los colectores para hasta finales de gestión habilitar los tramos no concluidos e instalar una cámara séptica de tratamiento preliminar en la zona de San Gerónimo”, puntualizó.
Coila añadió que el financiamiento de esta obra se realizará con recursos de Cosaalt en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación y, en caso necesario, se buscará apoyo económico del Gobierno Municipal para llevarla adelante y brindar una solución paliativa a este foco de contaminación.
El director de Obras Hidráulicas de la Gobernación, Jaime Rodríguez, manifestó que la institución trabaja en un proyecto para consolidar colectores de mayor capacidad con una proyección de crecimiento, dos en las márgenes del río Guadalquivir y uno nuevo para la zona noroeste de la ciudad, y encauzar las aguas residuales que actualmente salen a quebradas como San Pedro.
Según manifestó Rodríguez, se trabaja en el diseño del proyecto de construcción de colectores y se busca que hasta mediados del año 2016 esté concluido, para luego licitarlo e iniciar ejecución de obras en 2017, con la finalidad de tenerlos listos cuando la planta de tratamiento de aguas residuales esté concluida.
Respecto a la planta de aguas residuales que se emplazará en la comunidad de Laderas Centro, hasta la fecha se perdió el financiamiento de la cooperación holandesa para su construcción y todavía no se subió el documento al Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes). Según aseveran autoridades de la Gobernación, ante la baja del precio internacional del petróleo no se contará con recursos propios para asumir los costos y se optará por una licitación pública internacional, pero con financiamiento del proponente.

Se tienen 11 cámaras sépticas en la ciudad

 Estas vierten aguas filtradas a quebradas y al río Guadalquivir y están en las zonas de: Tabladita, Catedral, Senac, Luis de Fuentes, El Tejar,  Barrio 7 septiembre, San Jorge,  San Luís y 2 en San Gerónimo.