La Gobernación pedirá mayor impuesto para los agroquímicos

Escrito por  NILX R. CASTILLO G. /EL PAIS EN Jun 11, 2015

La Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación, a cargo de Fernando Barrientos, planteará, en el proceso del pacto fiscal, imponer una mayor tasa impositiva a cualquier producto agroquímico que ingrese al departamento o al país.

El objetivo es preservar la salud  de los productores y consumidores agrícolas.
“Cada vez se hacen más ricos quienes fabrican agroquímicos y cada vez más pobre la tierra y el productor”, sostiene Barrientos a tiempo de recalcar que será una posición oficial de la Secretaría que maneja.  Fundamenta que con una tasa impositiva elevada el agroquímico se encarece y el productor agrícola tendrá que volver a la producción orgánica o con agroquímicos más controlados.
“No se debe permitir el expendio indiscriminado de estos productos y concientizaremos sobre su uso y los efectos en la salud y el medioambiente”, puntualizó.
Los agroquímicos son necesarios para asegurar la alimentación humana, sostiene Luis Acosta director departamental del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF).
“Los seres humanos necesitamos químicos para curarnos de las enfermedades, sucede lo mismo en las plantas”, explica. Los principales productos usados se clasifican en: herbicidas para controlar las malezas, insecticidas para prevenir plagas como la arañuela y están los fungicidas para controlar los patógenos o enfermedades de las plantas. Estos elementos químicos también se catalogan por colores, según su agresividad, están los de cinta verde cuyos residuos son biodegradables, los de cinta amarilla cuyos residuos quedarán por lapso de tiempo mayores y finalmente los de cinta azul que quedan en el suelo por mucho más tiempo.
¿De qué forma pueden llegar al organismo humano? Pueden consumirse de forma directa en una fruta, por ejemplo. Luego de esparcidos quedan en el suelo, se filtran con el agua del riego o una lluvia, la beben los animales, se acumulan en los tejidos grasos y nosotros los consumimos, en el cuerpo humano se irán acumulando hasta el punto de volverse un problema para la salud. Médicos de diversas especialidades coinciden en que existen efectos serios para la salud, el cáncer es atribuible al uso de agroquímicos.
Paul Castellanos, gerente regional de la Aduana Nacional, explicó que todo producto que ingresa legalmente está respaldado por las instancias de gobierno que corresponden, según la composición química que prima en el producto, ya sea mediante el Ministerio de Defensa, de Medio Ambiente y Agua o el Ministerio de Salud, “de otra forma se trataría de un ingreso ilegal”.
Sin embargo, reconoce que existe contrabando de agroquímicos, que cada cierto tiempo se decomisan los productos referidos y ante la gravedad del contrabando de esta clase es que la Aduana está planificando controles hasta los mismos distribuidores de este material para preservar la salud pública.

 

Piden crear un consejo para mayor control

“El agroquímico debe ser la última herramienta después de haber agotado todas las formas naturales de producción”, aconseja el científico Luis Acosta quien además cree que se debe conformar un comité nacional de biotecnología y bioseguridad con gente capacitada en estas ramas, que no son habituales y requieren experiencia, para que controlen y respalden que los productos que ingresan al país son seguros en este y otros campos.

Mercado
El jefe de operaciones del Consejo Regional de Abasto y Mercadeo Agropecuario (Crama) en el Mercado Campesino, Albert Gareca, indicó que tratan de controlar que los productos agroquímicos que se venden a los productores sean los permitidos por el gobierno nacional.
Asegura que toda la producción que se oferta a la ciudadanía es de las comunidades del departamento, donde aún no se acostumbra a usar agroquímicos. Sin embargo, indica que fuera de su rango de acción es tuición de otras instancias, sobre todo municipales, para controlar el expendio de productos importados como las manzanas, duraznos o papas que visiblemente son de gran tamaño a causa de los químicos que se usan para la producción.