Reino Unido expulsará a 23 diplomáticos de Rusia en respuesta a un ataque con un agente neurotóxico contra un ex agente doble ruso en Inglaterra, dijo la primera ministra Theresa May el miércoles al destacar que es la mayor expulsión en más de 30 años.

Reino Unido dio al presidente ruso, Vladimir Putin, hasta la medianoche del martes para que explique por qué una sustancia neurotóxica desarrollada por la Unión Soviética fue utilizada para envenenar a un ex espía que entregó información clasificada a la inteligencia británica.