El Gobierno sirio parecía estar cerca de poner fin a la resistencia rebelde en Guta oriental mientras civiles salían de una de sus ciudades sitiadas y los insurgentes se preparaban para perder otro pueblo el jueves.

Miles de sirios escapaban el jueves de un área rebelde en Guta Oriental y entraban a pie en zonas controladas por el gobierno, el mayor flujo en cerca de un mes de combates, mientras el Ejército seguía avanzando en los últimos bastiones opositores cerca de Damasco.

Un grupo de civiles enfermos y heridos empezaron a abandonar el enclave rebelde sirio de Guta Oriental el martes, en el marco de la primera evacuación médica desde que comenzó una ofensiva masiva contra el territorio hace cerca de un mes.

Las fuerzas armadas sirias intensificaron el sábado su ofensiva para retomar control de la región de Guta Oriental y consiguieron avances que según grupos activistas y medios estatales han dejado fragmentado el enclave, aunque un portavoz de los rebeldes negó estas versiones.

Un primer grupo de milicianos ha entregado sus armas y ha abandonado el distrito de Guta Oriental, mientras sigue creciendo el número de rebeldes en Siria que buscan desvincularse del grupo terrorista Jabhat Al-Nusra tras participar en conversaciones mantenidas con mediación rusa, según declaró este viernes el jefe del Centro Ruso para la Reconcilización en Siria (CRRS), Yuri Yevtushenko, informa Interfax.ru.

Las tropas gubernamentales sirias retomaron la localidad de Mohammadieh y las granjas de Ashaeri, en la región de Guta Oriental, al este capitalino, con lo que avanzaron aún más en su ofensiva antiterrorista, informaron hoy fuentes militares.

La prensa militar del Movimiento de Resistencia de El Líbano informó que el Ejército sirio tomó el control de las localidades de Otaya, Nashabiyah y Hazarma, en el sector este de Guta Oriental, al este de Damasco.

Fuerzas del gobierno sirio han ganado terreno a los rebeldes en los márgenes de la región de Guta Oriental cerca de Damasco, informó el viernes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, en un asalto terrestre que ha continuado pese al plan ruso para un cese al fuego diario.