La administración del Cementerio General de Tarija ya tiene listo el personal que trabajará en el horno crematorio. Serán unos siete funcionarios, quienes estarán a cargo de cremar los cuerpos. La empresa a cargo ya hizo las pruebas respectivas.

Una vez que entre en funcionamiento el horno crematorio en Tarija, el costo del servicio estará entre 600 a 1.800 bolivianos. Así señaló el administrador del Cementerio General, Ariel Zamora, quien hizo el cálculo de acuerdo a los parámetros del costo a nivel nacional. No obstante, aseguró que para regular el servicio, primero debe crearse una ley municipal.

El Gobierno Municipal de Cercado prevé que el crematorio funcione desde octubre, pues estiman que en esas fechas se realizará la entrega definitiva de la obra. Por el momento ya se encendió el horno para ver la capacidad al que debe llegar y en las próximas semanas se realizará la cremación de prueba.

El secretario de Obras Públicas del Gobierno Municipal de Tarija, Gonzalo de los Ríos, informó que en cuatro semanas más prevén concluir la obra del crematorio ubicado en el Cementerio General.

Los vecinos del barrio 4 de Julio decidieron optar por medidas legales en rechazo a la construcción del horno crematorio en el Cementerio General. A lo largo de este tiempo realizaron actividades para recaudar fondos y contratar a un abogado que inicie una “acción popular”. Temen que los gases que emita afecte a la salud de los que viven en la zona y sectores aledaños.

Uno de los proyectos que causó polémica al inicio de su construcción fue el horno crematorio. Los vecinos del barrio 4 de Julio se negaban a que se desarrolle por temor a la contaminación ambiental.

Los vecinos del barrio 4 de julio, la mañana del viernes, protagonizaron una marcha para exigir al municipio que entregue el informe técnico de la construcción del crematorio en el Cementerio General.