Joven confiesa que decapitó a su padrino de matrimonio

Escrito por  IGOR GUZMÁN / EL PAÍS EN Mar 18, 2015

Al regresar al mediodía del martes a su casa, una mujer descubrió el cuerpo descuartizado de su padrino de matrimonio, por lo que llamó a la Policía. En la investigación preliminar, el marido de ella confesó que, con un machete en mano, fue autor del hecho cuando su hijo, de cinco años, estaba presente; sin embargo, dio explicaciones imprecisas sobre las razones que lo llevaron a cometer el crimen.

El fallecido, un profesor jubilado, fue asesinado y decapitado por su ahijado de matrimonio en la mañana del martes en un domicilio del barrio Catedral, donde fue aprehende quien luego fuera el autor confeso del hecho.
El mayor Hernán Gallardo, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), indicó haber realizado el levantamiento legal del cadáver de un hombre de 67 a 68 años de edad, que se encontraba decapitado y desmembrado. “Hemos realizado el levantamiento legal de un cuerpo sin vida al promediar las 12.00 del martes, donde se verificó la existencia de un cadáver de una persona adulta mayor, que era un jubilado del magisterio”, dijo.
Según otras fuentes policiales, en este caso se ha conocido que el cuerpo fue hallado en el patio trasero de la casa, ubicada a la altura de la parada de la línea 10 de microbuses, donde se encontraba en posición decúbito dorsal y con la cabeza separada del cuerpo.
El autor confeso vivía como inquilino en la casa del occiso, quien lo había traído hace tiempo desde una zona rural, por ser su ahijado de matrimonio, con la intención de que le cuide la vivienda.

Niño testigo
Al mediodía de ayer, la esposa del joven llegó para almorzar con su familia, luego de cumplir labores de trabajadora del hogar, y grande fue su sorpresa al encontrar a su hijo con manchas de sangre y a su marido, también manchado con sangre, arrastrando un cuerpo decapitado para introducirlo en una habitación.
Ella le preguntó sobre lo que había pasado, y al ver un machete, se dio cuenta de lo que ocurrió. “Había agredido con un machete, que es de filo curvo y con hoja ancha, con el que le cortó la cabeza y el brazo izquierdo al anciano”, señaló el policía.
El ataque había ocurrido a las 08.30, desde cuando el joven se quedó con el cuerpo junto a su hijo.

Esposa llama a Policía
Por temor a que le ocurriera lo mismo, con engaños, la mujer logró que su esposo ingresara a una habitación, entonces salió presurosamente, cerró la puerta con llave y, pese a los gritos del hombre de que lo dejara salir, ella llamó a la Policía Boliviana, que inmediatamente envió a efectivos del Grupo Delta y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).
Los policías llegaron al lugar  y aprehendieron al sujeto, mientras tanto, investigadores de la FELCC y fiscales revisaban el lugar de los hechos para recolectas evidencias y evidenciaron que el cadáver, además de la decapitación, presentaba 27 heridas cortantes, por lo que lo llevaron a la morgue del hospital regional San Juan de Dios.
El aprehendido fue llevado en un vehículo policial a la Estación Policial Integral (EPI) del barrio Senac para que dé su declaración informativa.

Explicaciones difusas
El sujeto fue derivado a la FELCC central, ubicada en la calle Colón, donde fue interrogado, a lo que respondía con varias versiones sobre las razones que lo llevaron a cometer el crimen.
En una versión menciona que vio a su padrino que tenía una anaconda entre los brazos, por lo que tomó un machete y en su intento de matarla, empezó a machetear al adulto mayor.
En otra explicación, menciona que vio que su padrino era una anaconda gigante, por lo que empezó a machetear para matar a la serpiente.
Así, dio otras versiones sobre los motivos que lo llevaron a cometer el crimen, pero estas no tenían coherencia y eran incomprensibles, sin embargo, en todos los casos mencionó que cuando se dio cuenta que había herido gravemente a su padrino, decidió decapitarlo para que “no siga sufriendo”.

Autopsia de ley
A las 15.35 fue iniciada la autopsia de ley, en la que participaron la médica forense Erika Sakuma y el fiscal Aldo Corrillo, quienes tras el proceso de revisión del cuerpo, llegaron a la conclusión de que la causa del deceso es Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) grave, además de 27 lesiones punzocortantes en varias partes del cuerpo.
“Estamos en proceso de investigación, se trata de una persona mayor, al momento no sabemos por qué lo mato, tenemos al momento un sospechoso aprehendido”, manifestó Corrillo.

Familiares del fallecido
Un sobrino del occiso mencionó que la víctima tiene tres hermanos, de los cuales uno vive en Santa Cruz y pertenece al Ejército, de quienes se espera su llegada para que se hagan cargo del velorio y entierro del cuerpo.