Dos violadores de menores van a la cárcel en Bermejo

Escrito por  ARTURO FERNÁNDEZ C./EL PAÍS EN Mar 08, 2018

En los últimos cuatro días se han conocido dos hechos de violación a menores de edad que se habrían registrado en el municipio de Bermejo, de los cuales, los dos agresores terminaron aprehendidos y enviados de manera preventiva a la carceleta de aquella ciudad fronteriza.

El primero de los violadores en haber sido enviado a la carceleta es R.F. (según sus iniciales) quien tras la audiencia de consideración de medidas cautelares por el presunto ilícito de violación, fue enviado de manera preventiva a la carceleta bermejeña por decisión del Juez del Juzgado Público de Familia e Instrucción Penal 2do.
De acuerdo al registro del caso, una menor de 14 años de edad A.J.G (según iniciales) denunció que fue víctima de una agresión sexual por parte de un sujeto en enero del año en curso, en circunstancias que la misma se encontraba sola en su casa. Al ver esta situación, el agresor quien es bagallero de oficio, empezó a abusar de la menor pese a que ella se defendía con mordidas y como podía.
Sin embargo esto no fue todo, puesto que el violador habría abusado de su víctima en una segunda ocasión en febrero, en circunstancias que la madre de la menor no se encontraba.
La última agresión de la que fue víctima la pequeña pasó a finales de febrero, pero con el agravante de que el sindicado abusó de la menor, incluso analmente.
Al igual que en las anteriores ocasiones, la adolescente intentó defenderse arañándole y mordiéndole en la parte de sus genitales, pero pese a ello el agresor logró su cometido.
Con relación al otro caso, el sujeto enviado a la cárcel es el papá de una menor, a quien habría abusado sexualmente desde que ella tenía 11 años.
De la misma manera, el juez del Juzgado Público de Familia e Instrucción Penal 2do., resolvió la medida de última ratium, cual es la detención preventiva en la cárceleta de la ciudad de Bermejo para P.T.C. (según sus iniciales), quien es el padre que abusó de su hija en reiteradas ocasiones, contando con la complicidad de su familia, puesto que pese a saber de lo sucedido no denunciaron las agresiones ante las autoridades.
La denuncia en este caso fue conocida recién, pero los hechos se produjeron desde el año 2015, cuando el sujeto aprovechó la ausencia de la madre y hermanos de la pequeña para violarla. A partir de ahí, una serie de pesadillas vivió la pequeña hasta que un día decidió contar todo lo sucedido a la madre, esperando algo de apoyo, pero esto no fue así.
La menor tuvo que salir de su hogar e irse a vivir con su madrina, donde halló la comprensión necesaria y el camino para hacer escuchar su voz.