Chileno despedido por distribuir el "Libro del Mar" denuncia "actitud histérica" de su Cancillería

Escrito por  LA PAZ/ANF May 28, 2017

Alfonso Ossandón, exencargado de comunicación del colegio chileno “Carlos Condell de la Haza”, denunció este domingo que es víctima de una persecución de parte del Gobierno de su país y aseguró que su Cancillería asumió una “actitud histérica” por la distribución del “Libro del Mar” de Bolivia.

“Sencillamente hay que decir que (se asumió) una actitud histérica por parte de la Cancillería (chilena) al saber que se estaba entregando un documento que venía a contradecir los estamentos que la misma Cancillería estaba poniendo en instancias internacionales”, dijo Ossandón al canal estatal “Bolivia Tv”.

El exfuncionario relató que en el colegio donde se hizo la difusión del cuestionado texto existen estudiantes bolivianos, que en el mes de mayo, denominado “Mes del Mar” en Chile, son víctimas de bullying de parte de sus compañeros y ante esa situación de violencia escolar se vio como una necesidad el estudio del “Libro del Mar”, que muestra los argumentos bolivianos que llevaron a demandar a Chile por una salida al Océano Pacífico.

Entonces “la motivación para que nosotros pongamos el documento al alcance de los estudiantes y profesores de Historia fue específicamente para atender un tema de integración latinoamericana (…) nosotros estamos en condiciones de decir que hay una persecución no solo al ‘Libro del Mar’ sino a quienes se vinculen con este texto”, expresó.

Ossandón, por un reclamo formal de la Cancillería chilena, fue despedido de su trabajo, aunque los procesos iniciados en su contra al momento siguen su curso.

“Hay que decir que aún prosiguen los procesos de sumario y también está en riesgo el puesto de la directora del colegio”, dijo.

A ello, según el chileno, se suma que tanto él como otros funcionarios que promovieron la difusión del “Libro del Mar” ahora son investigados por grupos de Inteligencia chilena.

“Aquí no se está faltando solo a la libertad de expresión sino que se activó un operativo de Inteligencia contra todos quienes hayamos estado vinculado al acercamiento de este documento que amerita ser estudiado por los chilenos”, agregó.

El exfuncionario indicó que no es el primer problema que se genera por la socialización del texto boliviano, ya que durante la Feria Internacional del Libro, desarrollada el 2016 en la ciudad de La Serena, lugar donde se sitúa el colegio del cual fue despedido, el “Libro del Mar” fue vetado por el alcalde de aquella urbe.

Además, recordó que el documento boliviano también fue entregado a la Universidad de La Serena por una institución internacional, hecho que también fue recriminado por la Cancillería y la propia rectoría de esa institución académica.