Lo del “Pity” ya es un clásico ante Boca

Escrito por  AGENCIA Mar 15, 2018

Como en el último Súper en la Bombonera, Gonzalo Martínez abrió la victoria de River en Mendoza y luego asistió a Scocco en el 2-0. También había sido clave en el cruce copero del 2015.

Gonzalo Martínez llegó con apenas media hora de rodaje a la finalísima contra Boca en Mendoza, pero en los clásicos el Pity siempre tiene un plus. Lo tuvo en el último Súper en la Bombonera, cuando anotó el primer gol con una volea soñada, y también había sido clave en el cruce copero del 2015: a él le cometió el penal Marín, que luego serviría para dejar en el camino al rival de toda la vida. Y en la Supercopa, le sumó un nuevo capítulo a su historia en este tipo de encuentros.
En Mendoza, su tierra natal, Martínez fue determinante porque anotó de penal el 1-0, muy bien ejecutado. Fue partícipe de la jugada previa, tirando una pared con Nacho Fernández. Y sobre el final asistió a Nacho Scocco para el gol definitivo. Sí, lo del Pity ya es u clásico.
“Lo ganamos con huevos, algunos nos daban por muertos, pero este es un grupo muy fuerte y ganador”, tiró el 10. Y agregó: “Este equipo responde. Una medalla más, es una alegría enorme, mirá la gente que vino. Es un partido aparte, hay que disfrutarlo, pero mañana hay que ponerse a pensar de nuevo en la Superliga”.
Por su gol más la asistencia que le dio a Scocco en el segundo terminò siendo la figura.