Cuerpo post parto, un temor que se impone en Tarija

Escrito por  Redacción central/ agencias Mar 17, 2018

El subir de peso tras el embarazo, años antes no era ningún problema en Tarija, sin embargo, desde el auge del internet y la influencia de celebridades esto se ha convertido en una gran preocupación. Ahora las tarijeñas anhelan volver al cuerpo que tenían antes del embarazo, empero poco o nada pueden hacer por falta de tiempo.

Marlene Gareca de 50 años cuenta que en otros tiempos era mucho más fácil. Te ponías una blusa y unos pantalones anchos y no tenías que pensar demasiado en cómo había quedado tu cuerpo después de dar a luz. Pero hoy la cosa es diferente.
Gracias a las mamás famosas que adornan las portadas de los segmentos sociales con sus cuerpos delgados y en plena forma tan sólo dos o tres semanas después del parto, cada madre se pregunta: “¿Qué clase de figura se espera que tengamos a los cuatro meses de haber dado a luz? ¿La cinturita de Jennifer López, o los rollitos en la panza de la mujer que ves pasar empujando un cochecito?”
“Si aún seguimos usando nuestra ropa de maternidad, ¿somos un caso raro? Y si ahora estamos gorditas, ¿significa eso que jamás volveremos a recuperar la forma?”
“La mayoría de las personas no pierden el peso tan fácilmente”, dice la nutricionista Margarita Torres. “Hasta las famosas que adelgazan en los primeros tres meses tienen que hacer ejercicios físicos regularmente (normalmente, por largos periodos de tiempo, contados en horas, y no minutos, lo cual significa que han de contratar a alguien que les ayude con el bebé) y seguir dietas para lograrlo. Es difícil para prácticamente cualquier persona”, explica.
Sin embargo, destaca que esto está lejos de ser imposible. Muchas nuevas mamás que luchan contra el exceso de peso, incluyendo aquellas que siempre han tenido problemas con la balanza no sólo logran adelgazar después de dar a luz, sino que llegan a estar más saludables que nunca.

La verdad acerca de esos kilitos
Muchas mujeres asumen que perder el peso que aumentaron durante el embarazo les será mucho más fácil de lo que realmente es.
“Yo tenía la idea equivocada de que regresaría a mi forma anterior en cuestión de días”, dijo Karina López de 33 años. “¡Hasta me traje mi antigua ropa para vestirme al salir del hospital! Le tuve que pedir a mi marido que fuera a casa a buscar mis vestidos de maternidad”, agrega.
Un sondeo realizado por El País eN a 50 madres revela que el 65 por ciento de estas mamás primerizas esperaban haber regresado a su peso anterior cuando el bebé cumpliera un año. Ésta es una ilusión común.
Pero cuando hablamos con madres de niños de 1 a 2 años, más de la mitad aún tenían por lo menos algunas libras de más.
Claro que también hay un buen número de mujeres que sí recuperan rápidamente la forma. Casi una quinta parte de las mamás de recién nacidos entrevistadas (con bebés de menos de 3 meses) dijeron que habían perdido ya todo el peso adicional acumulado durante el embarazo.

Cambios en tu figura
“Puede que peses lo mismo o incluso menos después del parto, ¡pero la ropa no te queda igual!”, se quejó una de las madres. “Ahora peso menos, pero uso una talla más grande”. Si te sorprende la forma en que el embarazo ha remodelado tu cuerpo, tampoco estás sola.
El 87 por ciento de las mujeres dicen que su vientre aún no ha regresado a su forma normal. Más de la mitad de las madres entrevistadas dijeron que sus pechos también están diferentes, y más de un tercio dicen que sus caderas se ven más anchas.
Pero lo que parece sorprender más a las nuevas mamás es esa pancita pos-bebé que se resiste a desaparecer. Uno o dos años después de haber dado a luz, el 87 por ciento de las mujeres aún se quejan de que sus barrigas no han regresado a la forma anterior.

El mito
Sí es más difícil perder peso después del parto, aunque el motivo sea diferente a lo que piensas. “Siento como si mi peso normal hubiera cambiado”, se quejó una de las madres. “Antes, nunca tenía que controlar el peso. Siempre estaba igual, no importaba lo que comía o hacía. Sigo así, lo único que ahora peso 7 kilos de más”.
Casi el 90 por ciento de las madres que aún tenían exceso de peso uno o dos años después de dar a luz atribuyeron su sobrepeso al embarazo.
La idea de que dar a luz provoca cambios importantes en el metabolismo de la mujer es una creencia común entre las madres.
Pero según la nutricionista no es el metabolismo el que disminuye su ritmo después del parto, sino la madre. ¿Cuándo fue la última vez que te sobró tiempo para pasarte una hora en el gimnasio? Además, el estrés y la fatiga que acompañan tu trabajo de mamá suelen interferir con tus buenas intenciones, aumentando los “ataques al refrigerador”. Tampoco es verdad que tu cuerpo retiene tercamente el exceso de grasa acumulado con cada embarazo. Es cierto que nuestro metabolismo se desacelera gradualmente con el pasar de los años, pero el verdadero motivo por el que es menos probable que las mamás veteranas vuelvan a vestir la misma talla, es que suelen ir reteniendo un poco del peso acumulado en cada embarazo.

Cuando no te
sientes a gusto
Desafortunadamente, la mayoría de las mamás entrevistadas sienten lo mismo. Más de la mitad confesaron que no se sienten cómodas con su cuerpo después de haber dado a luz; otras dijeron que si antes no les gustaba su cuerpo, ahora que han tenido un bebé la situación no ha mejorado.
Para colmo, revelan que duele más ver pasar a la vecina, esa delgadísima supermamá, que mirar fotos de celebridades como Jennifer Lopez o Salma Hayek en las revistas. “Me encontré con una muchacha que había tenido mellizos hace seis semanas y lucía una barriguita perfectamente plana con sus pantalones de cintura baja”, se queja una mamá de 40 años.

Tres errores en el post parto

Malos hábitos
Recuerda que si das el pecho el consumo de alcohol está totalmente prohibido. Respecto al tabaco, también debes seguir evitando fumar y estar en lugares con humo, por tu salud y sobre todo por la del bebé.

Forzar tu organismo
Empezar con ejercicios demasiado intensos o con deportes fuertes perjudicará tu recuperación. Habla con el médico antes de empezar cualquier tipo de actividad física. Te dirá qué zonas de tu cuerpo necesitan más tiempo de reposo para recuperarse.

No escuchar a tu cuerpo
El puerperio no es una etapa fácil. “Influyen muchos factores: el bebé es tu nueva prioridad, no descansas del todo, los puntos duelen, la relación de pareja cambia...”, ten en cuenta que cada mujer se recupera a su ritmo y no es bueno forzar al organismo.