Alcaldesa interina asume despacho y Barrón insiste en acudir a vía legal

Escrito por  Jun 25, 2010

Sucre/ANF.-La alcaldesa interina de Sucre, Verónica Berríos (MAS), pudo finalmente ingresar ayer a su despacho, luego de dos días de haberlo intentado ante la resistencia de funcionarios afines al suspendido Jaime Barrón, aunque fue necesaria la presencia de un fiscal y efectivos de la Policía que supervisaron el cambio de mando municipal.

Berríos dijo que llegaba al cargo dispuesta a trabajar por los principales problemas de la ciudad, y anunció el inicio de una campaña de limpieza de toda la ciudad y también la creación de una oficina de Transparencia Municipal, encargada, según dijo, de hacer un seguimiento de las denuncias de corrupción.

Respecto al conflicto que se vivió en pasados días, tras su polémico nombramiento por parte del MAS y dos de sus aliados, Berríos dijo que estaba más interesada en trabajar por la ciudad, y señaló que las diferencias políticas debían ventilarse en el marco del respeto y sin violencia.

Berríos eligió a sus primeros colaboradores directos, entre ellos a quien será secretario general, Antonio Aliaga, quien por otra parte recibió de las autoridades salientes todo el inventario de las oficinas del municipio.

Por su parte, el suspendido Jaime Barrón, que este jueves reapareció en público, dijo a los medios que dispuso el “repliegue” del personal para no provocar enfrentamientos, aunque señaló que con la llegada de Berríos “se hizo efectiva la toma de la Alcaldía por parte de la Policía y la Fiscalía”.

“Se concreta la toma y el golpe (de Estado) al Municipio, y nosotros nos hemos replegado porque no queremos violencia; creemos que podemos luchar legalmente y que no vuelva la zozobra”, manifestó Barrón.

Asimismo, Barrón se refirió a las denuncias del Gobierno sobre el hallazgo de material explosivo en la ciudad, indicando que ese asunto quedó aclarado cuando los propietarios de esas cargas demostraron que estaba destinado para obras de la Gobernación y otro tanto para actividades mineras.

Consultado sobre la posibilidad de su renuncia, Barrón dijo que solamente eran rumores que circularon en la víspera, aunque también señaló que si era necesario daría un paso al costado para viabilizar la elección de un nuevo alcalde en las urnas y evitar así que “un partido que no ganó en las urnas siga ejerciendo el gobierno municipal”.

El suspendido alcalde insistió en que espera la respuesta a un incidente administrativo presentado en pasadas horas contra la resolución del Concejo Municipal que lo suspendió del cargo, y tampoco descartó acudir a la vía Constitucional.