Imprimir esta página

Jindal intentó sobornar a Presidente de ESM

Escrito por  Jun 24, 2010

La Paz/ANF.- Jindal Steel Bolivia intentó en dos ocasiones tentar al presidente de la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM), Sergio Alandia, ofreciéndole contratos indirectos o pagos extraordinarios. Así lo denunció en el Directorio, constando en actas de esa máxima instancia.

La primera insinuación “fue muy simple se me dijo: Usted ha hecho grandes contribuciones al proyecto y es bueno que se plasme, díganos la consultora y el monto y la contratamos para que esto quede asegurado”, indicó Alandia.

La segunda, que fue más directa, pero quedó en que el ofrecimiento fue para evidenciar su honestidad. Por lo tanto, “¿qué le podemos comprobar? Él me estaba probando nada más”, manifestó el ejecutivo de la siderúrgica estatal.

Al puntualizar: “No tengo nombre” para estos intentos, Alandia indicó que la segunda insinuación se la hicieron después de la última reunión en el Ministerio de Minería. Consultado acerca de qué le dijeron, el ejecutivo relató seis preguntas y respuestas.

Le consultaron si él quería que se vaya Jindal. La respuesta fue “no”. Y si quería que se quede la hindú, dijo: “Si se pone a derecho y hace las cosas bien, claro que queremos”. Entonces le preguntaron si podían mencionar esta contestación a la familia Jindal, él indicó: “Claro puede”.

Luego le interrogaron si “colaboraría a que Jindal se quede”. La respuesta fue: “Si es a derecho y bien hechas las cosas, conforme a contrato, claro que colaboraría”. Inmediatamente, le consultaron “¿Y cómo facturamos esto, como consultoría o como bono aparte?”. Como la contestación de rechazo airado, entonces el sugerente le felicitó, asegurándole: “Gente como usted necesitamos, yo le estaba probando nada más”. Esta “prueba” fue calificada de “ácida” por Alandia.

Esta denuncia quedó plasmada en acta del Directorio de ESM, justamente “porque es tan grave”. Pero por lo mismo que sólo era una prueba a mi honestidad, no hay forma de comprobarlo, indicó el Presidente de ESM sin revelar más detalles ni nombres.