Alcaldesa no pudo ingresar a su oficina y Barrón opta por el silencio

Escrito por  Jun 24, 2010

Sucre/ANF.- La designada alcaldesa interina de Sucre, Verónica Berríos, no pudo ayer ingresar a su oficina debido a que un grupo de funcionarios afines al suspendido Jaime Barrón se lo impidió, generando nuevamente una situación tensa que requirió la presencia de la guardia policial.

La situación en el Municipio de Sucre continúa siendo incierta, y ayer se difundió el rumor de que Jaime Barrón, que no hizo ninguna aparición pública, además de analizar una estrategia jurídica, estaría también evaluando su posible renuncia al cargo.

En medio de este panorama, el Concejo Municipal tampoco pudo sesionar debido a la inasistencia de los concejales del MAS y sus dos aliados, entre ellos el presidente del Concejo, Domingo Martínez, quien habría solicitado licencia.

El vicepresidente del Concejo, Germán Gutiérrez, confirmó que los concejales de la mayoría oficialista solicitaron licencia, aunque no pudo precisar las razones para su inasistencia a la sesión; sostuvo que el ente deliberante tratará de reunirse nuevamente el próximo viernes.

Aunque la situación es menos tensa que en días precedentes, ayer se produjeron nuevos altercados cuando Verónica Berríos, acompañada de sus colaboradores, quiso ingresar a su despacho a primera hora de la mañana y fue impedida por funcionarios que respaldan a Jaime Barrón.

En medio de gritos e insultos, y el estallido de algunos petardos, la alcaldesa interina tuvo que ser evacuada del edificio custodiada por guardias policiales que fueron convocados de emergencia para esa misión, pues los efectivos que permanecieron en los días más críticos fueron evacuados por órdenes del Comando Departamental hace algunos días.

Berríos denunció  los intentos de agresión en contra suya, y anunció de inmediato una querella criminal contra varias personas, entre ellas el secretario general de la gestión de Jaime Barrón, Tommy Durán, quien sería uno de los instigadores de los hechos de este miércoles.

Asimismo, la alcaldesa interina dijo que nada le impedirá ejercer su mandato y que en vista de no existir las garantías suficientes en el propio edificio de la Alcaldía, podrá hacerlo desde cualquiera de los ocho distritos municipales de la capital, tres de los cuales se encuentran en el área rural.

Berríos lamentó  las acciones de hecho que se produjeron cuando intentó ingresar a sus oficinas, y sostuvo que día que pasa “el perjuicio es grande” para la ciudad de Sucre, en vista de muchos proyectos y obras virtualmente se encuentran paralizados.

Mientras, el suspendido alcalde Jaime Barrón no apareció públicamente este miércoles, pero según fuentes cercanas a esa autoridad estaría analizando con sus asesores cuáles serían las salidas a esta crisis. Algunos medios señalaron que Barrón estaría incluso dispuesto a renunciar al cargo a raíz de la complejidad jurídica y política que plantea la situación.