Imprimir esta página

Bolivia y Perú esperan reconducir sus relaciones en 90 días

Escrito por  Jun 21, 2010

Agencias.- Los cancilleres de Bolivia David Choquehuanca y de Perú José Antonio García Belaunde esperan recomponer las deterioradas relaciones diplomáticas en 90 días, reveló el embajador de Perú en Bolivia, Manuel Rodríguez.

El embajador peruano en La Paz se refirió al tema después de participar en la firma de un acuerdo entre el director general de la Policía Nacional del Perú (PNP), general Miguel Hidalgo, y el comandante de la Policía Boliviana, general Oscar Nina.

"Los cancilleres de Bolivia y Perú, durante la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA), acordaron un tiempo de 90 días para determinar acuerdos sustantivos", explicó a los medios de prensa el diplomático del país incaico.

El gobierno boliviano ratificó la pasada semana su voluntad de diálogo con sus similares de Chile y Perú para encarar relaciones bilaterales que busquen objetivos comunes.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, anunció que sostendrán reuniones en los próximos días con representantes del gobierno peruano para superar los impases surgidos, especialmente el pasado año, a consecuencia de declaraciones de los presidentes de ambos países, Evo Morales y Alan García.

El encuentro, según la Cancillería boliviana, servirá para identificar temas de interés bilateral y superar toda dificultad.

Los gobiernos de Bolivia y Perú trabajan en la construcción de una agenda común bilateral para encaminar el mejoramiento de las relaciones bilaterales.

Las discrepancias de los gobiernos de los presidentes Evo Morales y Alan García sobre diversos temas tensionaron las relaciones entre Bolivia y Perú desde el 2006.

El presidente indígena Morales se enfrentó a su par peruano en varias oportunidades por haber otorgado asilo a tres ex ministros bolivianos acusados de genocidio por su actuación durante los hechos sangrientos de octubre de 2003, cuando murieron más de 65 personas en revueltas populares que derivaron en la renuncia del entonces presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada.

También se enfrentaron por el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea. Morales ratifica que esos TLC afectan a los pueblos y países pobres.

El embajador peruano en Bolivia dijo que esos acuerdos, por su dimensión y significado, "le darán a la nueva fase de las relaciones bilaterales, una impronta de renovación muy importante, sobre todo, para los pueblos".

A su juicio, los acuerdos que firmarán Bolivia y Perú beneficiarán a los pueblos unidos históricamente, en especial proyectos de desarrollo.