Transición paraliza economía tarijeña

Escrito por  Jun 19, 2010

Tarija vive una suerte de “vacación económica”. La principal institución encargada de promover el desarrollo y la actividad económica departamental aún está en etapa de transición. Entretanto, las inversiones y gastos están virtualmente paralizados, aspecto que se percibe en la economía departamental y que perjudica a varios sectores económicos. El Secretario Ejecutivo de la Gobernación, Rubén Ardaya, confirmó este retraso.

Ya pasaron 20 días desde que se llevó a cabo la posesión del Gobernador del Departamento de Tarija, Mario Cossío, el 30 de mayo en Sucre y el 31, en gran y pomposo acto realizado en la plaza Luís de Fuentes, donde juró trabajar con eficiencia. Sin embargo, en la actualidad la administración departamental continúa paralizada y en las diferentes oficinas y reparticiones el personal sigue en la incertidumbre ya que la principal autoridad aún no terminó de nombrar o asignar los cargos intermedios. Según varios funcionarios consultados, aún no se pagaron ni siquiera los sueldos del mes de mayo pasado.

En contacto telefónico con El País, el Secretario Ejecutivo de la Gobernación, Rubén Ardaya, confirmó que los primeros días de la actual gestión se está atravesando por una etapa de transición en la que se registra la liquidación de la ex Prefectura y la emergencia institucional de la Gobernación autónoma. Informó que entre las tareas que se han tenido que efectuar, está incluso la habilitación de un nuevo registro de contribuyente NIT y el registro de firmas en los bancos del sistema financiero.

“Ya se procedió a la habilitación de firmas y estimamos que el martes se empezarán a hacer las transferencias a las distintas unidades”, precisó Ardaya, quien también aclaró que la gestión del ex prefecto Mauricio Lea Plaza registró ejecución presupuestaria incluso hasta el 28 de mayo pasado.

¿Cuáles serán las prioridades en los primeros gastos de la Gobernación?, se le consultó a Ardaya. La autoridad precisó que empezarán con los pagos de planillas “que estén limpias”, es decir, que hayan cumplido los trámites administrativos de rigor.

Sin embargo, según pudo verificar El País, hasta la fecha, sólo se habría nombrado a los Secretarios Departamentales y directores de Unidades de lo que es la estructura administrativa de la ex prefectura; falta nombrar a buena parte de los jefes o responsables de diferentes secciones que forman parte de toda la estructura administrativa que da funcionalidad a la burocracia departamental y, a causa de ello, la mayoría de los funcionarios no saben qué trabajo realizar en las respectivas oficinas.

Uno de los funcionarios que en la gestión de la ex Prefectura fungía como jefe de una determinada área, mencionó que quedaron en la incertidumbre debido a que hasta la fecha, no se procedió a la entrega de los memorándums para continuar en el cargo o en su defecto nombrar a otros responsables. “Todo está paralizado y no se tiene ninguna información, al parecer  continúan los trámites del proceso de transición”, informó, pidiendo mantener su nombre en reserva.

En otra de las oficinas de la administración central, una funcionaria informó que no pueden recibir ningún trámite ni solicitud debido a que no se terminó con la designación de los responsables de áreas, es decir no se sabe quién será el que autorice y firme los documentos que solicita la población, los funcionarios están en sus respectivas oficinas y muchos de ellos no tienen precisión de qué actividad realizarán tras el cambio del sistema de administración.

En la sección de entrega de cheques por contrataciones, adquisiciones y servicios, la entrega de los cheques también está paralizada y la gente que acude a esa oficina no puede hacer el cobro correspondiente. Varios de ellos manifestaron diversos grados de preocupación y disgusto, porque, dijeron, resultan perjudicados por el retraso que se presenta en la nueva administración departamental; esta situación repercute negativamente en la economía de la misma población tarijeña, mencionaron funcionarios que prefieren estar en el anonimato.

Cuadro

“Todo está paralizado, no pagan sueldos por el mes anterior a los funcionarios de la misma administración departamental; las autoridades intermedias no fueron nombradas, por lo que, los funcionarios asisten a sus fuentes de trabajo, pero, no saben qué hacer; lo que se requiere es que la autoridad departamental acelere la entrega de memorándums ratificando las responsabilidad o nombrando a nuevos encargados o jefes de áreas de trabajo”, indicaron.