Viceministro explica el Fondo de Pensiones

Escrito por  Jun 18, 2010

Para pagar una Pensión Solidaria a todos los trabajadores que en su vida laboral activa hayan ganado poco dinero, el Gobierno Nacional plantea en el proyecto de la nueva Ley de Pensiones, que los asalariados destinen un 0,5% de su total ganado mensual, dinero que será acumulado en la que se denominará Cuenta Previsional Integral junto al aporte de los empleadores, que destinarán el equivalente al 3% del total ganado de cada uno de sus trabajadores.

El actual aporte del 10% que hace cada trabajador continuará depositándose para financiar la pensión jubilatoria, que no podrá ser, en ningún caso, menor al “límite inferior solidario”, según la densidad de aportes que cada uno hizo durante su vida laboral activa.

La información anterior fue detallada por el Viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén Suárez, en una entrevista exclusiva para el periódico El País.

Además de los aportes de los empleados activos y los empleadores para la Pensión Solidaria, ésta se pagará también con el 20% de todo lo que se recaude por concepto de primas de riesgos previsionales, aportes solidarios de trabajadores dependientes y personas naturales que tienen ingresos altos y a los recursos constituidos en la cuenta básica previsional.

¿Cómo funciona?

Según el viceministro, con la nueva Ley de Pensiones el trabajador activo aportaría un 10% de su salario básico para su jubilación, al igual que en la normativa actual, pero además tendrá que aportar con un 0,5% calculado sobre su total ganado, que significa una solidaridad con los trabajadores que se jubilen (pasivos) con niveles salariales bajos y que sus aportes no llegan a ser significativos.

En el actual sistema el empleador o empresario actúa como un agente de retención del aporte del trabajador, siendo su obligación traspasar a las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) esos recursos. Con la nueva Ley de Pensiones se estarían involucrando en el proceso con un aporte del 3% a favor del trabajador.

El Gobierno ha calculado que cada año se recaudará alrededor de 967 millones de bolivianos (cifra estimada para el año base, que es el 2010), suficiente para financiar la pensión solidaria. El viceministro de Pensiones detalló también que el aporte patronal privado no superará los 324 millones de bolivianos al año, negando que esta contribución llegue a los 3 mil millones calculados por los dirigentes del empresariado boliviano.

“Mientras estuvo vigente el sistema de reparto, las empresas privadas aportaban un 5,5% como aporte patronal. Este aporte se eliminó al entrar en vigencia la Ley de Pensiones 1732 y ahora se está restituyendo sólo una parte de la anterior carga”, aclaró la autoridad gubernamental.