Prefectura debe 387 millones de bolivianos

Escrito por  May 28, 2010

La deuda interna y externa de la Prefectura del departamento de Tarija, al cierre de la presente gestión, asciende a 387 millones de bolivianos, obligación asumida en anteriores años para encarar programas y proyectos que se encuentran en ejecución, según informe de Mauricio Lea Plaza, prefecto que culmina sus funciones, quien en la víspera convocó a la última conferencia de prensa para decir que el 80 por ciento de los 71 proyectos de “obras problema” ya se encuentran encaminados.

Anteriormente, el diputado por la provincia Gran Chaco, Wilman Cardozo, por diferentes medios de comunicación, señaló que la administración departamental que concluye deja hipotecada a la Prefectura con una deuda superior a los ingresos que incluso percibió en los últimos cuatro años.

Al respecto, la autoridad departamental indicó que la deuda actual prefectural alcanza a sólo 387 millones de bolivianos, de ese monto, 196 millones corresponden a la deuda interna asumida con el Fondo Nacional de Desarrollo Rural (FNDR) y 191 millones de deuda externa que fue financiada por entidades internacionales como la Corporación Andina de Fomento (CAF), Gobierno de China y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la que inicialmente tenía un monto superior y fue amortizada desde gestiones anteriores.

“La actual administración prefectural, que asumió sus funciones el año 2006, no contrajo ni un solo centavo como deuda interna o externa, esas obligaciones vienen de gestiones anteriores”, afirmó Lea Plaza.

 

Proyectos “problema”

Respecto a los 71 proyectos de obras identificados como “proyectos problema” por la propia Prefectura, Lea Plaza mencionó que ya se asumió las acciones concretas para definir el futuro de los mismos, 31 proyectos fueron reencaminados técnica y administrativamente para continuar con su ejecución, mientras que 14 se encuentran en evaluación para resolverlos por la vía administrativa, 15 contratos de obras ya fueron resueltos y por otros 11 proyectos se iniciaron procesos judiciales.

Las empresas que se encuentran con contratos rescindidos y procesos judiciales por incumplimiento en la ejecución son: Cmsur, Ciesa, Deterlino Paredes, Asociación Campo Grande, Vitorio, Insico, Esvieta Comsur, Uniservice, Costanera, Ecotar, Procom, Hidrovial y otras.

Según Lea Plaza, los motivos para el incumplimiento en la ejecución de los proyectos de obras fueron identificados como administrativos, técnicos, presupuestario, legales y sociales; incumplimiento de los contratistas por incapacidad en la ejecución de la obra, deficiencias en los estudios a diseño final, negligencia en los trabajos de supervisión y fiscalización de las obras, complejidad en la norma de administración pública y los recortes presupuestarios.