El cardenal Bernard Law, el exarzobispo de Boston que cayó en desgracia y tuvo que renunciar tras encubrir años de abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes y cuyo nombre se convirtió en símbolo de escándalo de la Iglesia Católica, falleció el miércoles, dijo el Vaticano.

El Papa Francisco reemplazó al principal teólogo católico, un cardenal alemán conservador que ha estado en desacuerdo con la visión del pontífice de una Iglesia más inclusiva, en lo que ha sido una conmoción para el gobierno del Vaticano.