Comunidades de Inquisivi están en emergencia. Después de que tuvieron problemas con la empresa Comabol, de capitales chinos, advirtieron que no permitirán más el ingreso de firmas asiáticas que por la fuerza intenten explotar la riqueza mineralógica de la región, reportó el periodista Carlos Magne.

Las denuncias en contra de las empresas chinas por la vulneración de derechos laborales y medioambientales son recurrentes, pero también en contra de ciudadanos chinos involucrados en actividades ilícitas. Al respecto, el ministro de Obras Públicas, Milton Claros aseguró que los actos ilegales no serán cubiertos.

El embajador de la República Popular de China en Bolivia, Liang Yu calificó de “escasas” las denuncias en contra de las empresas chinas por maltrato laboral e incumplimiento de las normas bolivianas.

El Gobierno boliviano a través del ministro de Obras Públicas, Milton Claros, informó que el crédito chino para obras de infraestructura asciende a 2.500 millones de dólares. Minimizó las denuncias por vulneraciones a las normas ambientales y laborales en contra de las empresas chinas instaladas en el país.

El consejero Económico y Comercial de China en Bolivia, Yao Ming, informó que en el país hay más de 50 empresas chinas instaladas, pero que eso sólo es el comienzo, porque en relación a los países vecinos, en Bolivia hay un número reducido de ciudadanos asiáticos.

El Gobierno, mediante el Ministerio de Trabajo, realizará un taller de capacitación para las empresas chinas sobre los derechos socio-laborales, consagrados en la norma boliviana.