INRA recuperó 26 millones de hectáreas improductivas

Escrito por  DANIEL RIVERA M./EL PAÍS EN Sep 28, 2017

Según el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) mediante el proceso de saneamiento recuperaron 26 millones de hectáreas, las cuales fueron declaradas como fiscales. Estas tierras fueron redistribuidas porque estaban en manos de dueños que la tenían de manera improductiva.

Datos de esa institución muestran que en Bolivia falta sanear 106 millones de hectáreas de tierras. Lo cual significa que un 26 por ciento fue redistribuido para que estén en producción.
Del total de las tierras a sanear en el país, ya se sobrepasó el 75 por ciento. Tarija es uno de los departamentos que más avances muestra.
El director departamental del INRA, Hugo León, señaló que las tierras fueron redistribuidas principalmente al sector campesino, con lo cual se garantiza la seguridad alimentaria para la población, toda vez que anteriormente esa extensión de terrenos no era usada para la producción.
En el departamento de las 3.583.000 hectáreas, que es la extensión objeto de saneamiento, sin contar las manchas urbanas, caminos, ciudades y lagos, el 73 por ciento de las tierras están medidas y tituladas. Hay un dos por ciento que tienen problemas limítrofes o de colindancia.
Un 25 por ciento está en diferentes etapas, como relevamiento de información en campo, se evalúan las mediciones, otras están con proyecto de resolución final en La Paz y debe pasar el control de calidad, otros están con resolución final de saneamiento, en titulación y esperan la firma del Presidente.
León espera que en el transcurso de este y el próximo año se llegue a un 100 por ciento de la titulación departamental. Esto posicionaría a Tarija como el segundo departamento que cerrará este proceso.
“El plazo fenece el próximo mes para la medición de las tierras. No puede quedar ningún predio sin intervención por parte del INRA, porque de lo contrario nunca tendrían el título-sostuvo el funcionario. Pero como institución hemos hecho un barrido general, una identificación en cada municipio, todos tienen intervención, áreas comunales y reservas”.
Para el ejecutivo de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija (FSUCCT) Osvaldo Fernández, su preocupación es por sus compañeros que tienen problemas limítrofes que no llegaron a un acuerdo y el proceso de saneamiento está trabado.
Estos conflictos son denominados como puntos rojos. Según el dirigente, algunos casos llegaron a Derechos Reales. En cada comunidad hay entre tres a cuatro casos que tienen problemas de límites.
Por esa situación, la organización convocará a los ejecutivos de las centrales y subcentrales de campesinos. La finalidad es buscar una salida a los problemas presentados, que haya un acuerdo entre colindantes para terminar el proceso de saneamiento en todo el departamento de Tarija.
“Hay entre tres a cuatro problemas en cada comunidad, algunos se viajaron y por eso también no se avanzó-comentó Fernández. También hubo problemas que en años pasados se saneó toda la comunidad, por ende hay un solo título, ahí también hay conflictos, se tiene que ver una solución. A veces un compañero quiere extenderse o ampliar su terreno, no puede hacerlo, porque tiene que pedir permiso a la comunidad. Algunos casos lo hacen así nomas, entonces también todos quieren hacer lo mismo. Se tiene que dar una salida a todo eso”, explicó.
Según el INRA, se tienen problemas limítrofes a punto de resolverse entre la comunidad de San Andrés, Vella Vista y San Pedro de Sola. Al igual que ahí hay otras cinco comunidades que tienen conflictos similares.
La normativa permite que las personas que se sienta desconformes con la determinación del INRA, puedan apelar administrativamente a esa misma instancia, pero también pueden acudir a al Tribunal Agroambiental, instancia que en algunos casos anuló las pericias de campo y la institución encargada del saneamiento tuvo que hacer de nuevo ese trabajo.