Las vacas flacas de Entre Ríos, secuela de la sequía

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Ene 17, 2018

El cuerpo flaco de las vacas en el Municipio Entre Ríos denota las secuelas negativas que dejó la sequía en la zona y, a pesar de que estamos en época de lluvias, esos animales difícilmente podrán recuperarse. Así lo lamenta el sector campesino y ganadero de esa jurisdicción, que a su vez piden que el sector público mayor atención en este tipo de problemas para evitar que la “zona seca” se extienda a más distritos.

El ejecutivo de la Central de Campesinos de Entre Ríos, Alfredo Huarachi, refirió que desde agosto hasta diciembre se registró una sequía muy “pronunciada” en la provincia O´Connor.
“Gracias a Dios estos días ya llovió pero los efectos de esa larga sequía ya está, seguramente ha habido mortandad de vacunos, yo creo que la Alcaldía con sus técnicos han debido hacer la evaluación necesaria porque en su momento se les ha dicho que lo hagan”, sostuvo.
El dirigente refirió que de las comunidades les reportaron mortandad animal y el más afectado es el ganado vacuno. “Al no llover no hay crecimiento del pasto, la vegetación se deteriora y lo más terrible es que no hay agua porque las vertientes se secan. Las zonas más afectadas son el Distrito 5, Tarupayo y otros, nosotros lo llamamos zona seca”, enfatizó.
Al respecto, el presidente del Concejo Municipal de Entre Ríos, Calixto Alarcón, expresó que como instancia pública apoyaron al sector ganadero con maquinaria para hacer atajados y trasladaron el líquido elemento en cisternas porque principalmente en el sector del pueblo Guaraní no había agua ni siquiera para el consumo humano.
“Como Concejo Municipal hemos sacado una Ley de Emergencia en el tema de la sequía, con eso se ha coordinado con varias instituciones, incluso con Defensa Civil”, manifestó y agregó que en la gestión 2017 se registró una mortandad menor en comparación de otros años.

Contexto
Hace un mes y medio, según una publicación de ABI, el alcalde de Entre Ríos, Nicolás Herrera, advirtió que en su jurisdicción más 20.000 cabezas de ganado estaban en riesgo por la aguda sequía.
El País eN intentó comunicarse con la autoridad para conocer los resultados del levantamiento de datos que realizaron sus técnicos, pero su teléfono celular estaba apagado.
Herrera en su momento también explicó que la provincia O’Connor de Tarija siempre tuvo regiones muy secas, entre ellas, Palos Blancos y la zona del Itica Guazu, en este marco adquirieron maquinaria para combatir la falta de agua con la excavación de pozos en los causes de las quebradas.
Año tras año la sequía se agudiza y afecta a más comunidades y municipios, tal es el caso de las provincias de Arce, O´Connor, Avilés y el Chaco, principalmente.