Empresas tienen 3 semanas para sacar cables en desuso

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/EL PAÍS EN Mar 20, 2018

Cumpliendo con la política de reordenamiento y el plan de recuperación del centro histórico de la ciudad de Tarija, el Municipio de Cercado dio un plazo de tres semanas a las empresas que tienen cables aéreos que no estén en funcionamiento para que realicen su retiro.

“El Gobierno Municipal les va a dar el tiempo de tres semanas para que puedan realizar el retiro de estos cables que no están siendo utilizados y que se constituyen el 60% de lo que nosotros podemos ver en todas las esquinas y todo esto con el objetivo de reducir la contaminación visual de nuestro centro histórico de la ciudad”, explicó la secretaria municipal de Turismo y Cultura, Gabriela Pacello.
La Cooperativa de Servicios de Telecomunicaciones de Tarija (Cosett), Servicio Eléctricos de Tarija (Setar) y las empresas telefónicas Tigo, Entel y Viva son las compañías que cuentan con cableado en la ciudad. La Unidad de Patrimonio del Municipio y la Secretaría de Turismo y Cultura sostuvieron reuniones de coordinación con esas empresas, las que reconocieron el problema que ocasiona la “maraña” de cables.
En primera instancia se realizará la identificación del cableado sin uso para ser eliminado de las calles del centro de la capital chapaca. Este martes 20 de marzo a partir de las 09.00 se iniciarán con las primeras inspecciones dentro del casco viejo de Tarija y que se harán durante toda esta semana, teniendo como objetivo el realizar un diagnóstico y conocer a cabalidad la situación actual del sistema de cableado aéreo.
“Vamos a trabajar en los ocho manzanos en torno la plaza principal. A partir de este martes junto a las empresas vamos a realizar un recorrido y verificar qué cables están en uso y qué cables no funciona. Anteriormente el Municipio ha realizado testeos y, por ejemplo, de 20 cables que existen en una determinada esquina de la ciudad solo funciona la mitad o incluso menos, esto significa que en la ciudad existen varios cables que están ahí pero sin uso”, explicó Marco Argote, jefe de la Unidad de Patrimonio del municipio de Cercado.
Este trabajo se realizará en las ocho manzanas del centro de Tarija, para que de manera posterior se amplíe mediante grupos de ocho manzanas a lo largo de toda la ciudad, buscando reducir de forma significativa la contaminación visual de la ciudad.
Como segunda instancia y en un trabajo más directo de las empresas privadas propietarias de los cables, el Municipio planteó la migración de todo el sistema de cableado aéreo a un cableado subterráneo, cambio que tendrá un costo por parte de las empresas pero deben ser realizadas a corto plazo, trabajo que será impulsado y controlado por normativas municipales, tanto técnicas y legales que sancionarán a las empresas que no cumplan con el retiro de los cables.