Un atacante suicida detonó el miércoles los explosivos que llevaba cerca de un santuario chiíta en Kabul, provocando la muerte de al menos 32 personas y heridas a decenas más, mientras la capital afgana celebraba la festividad del Nawruz, que marca el inicio del nuevo año persa.

Al menos ocho muertos y 17 heridos causaron hoy un ataque suicida contra un centenar de manifestantes en la provincia afgana de Nangarhar.

Un atacante suicida talibán se inmoló el lunes en un coche bomba en la parte oeste de Kabul, y dejó al menos 35 muertos y más de 40 heridos, dijeron fuentes del Gobierno, en uno de los peores ataques en la capital afgana en las últimas semanas.