Imprimir esta página

Año par, hay más matrimonios pero también más divorcios

Escrito por  Sep 14, 2014

Los divorcios pueden costar entre 2.000 y 5.000 bolivianos por persona, en algunos casos mucho más. Las personas que deciden separarse están entre los 20 y 30 años. Algunos lo hacen hasta después de un año de haberse casado.

No siempre los matrimonios duran para toda la vida, aunque se contraiga nupcias en año par. En la ciudad de Tarija el índice de separaciones está en aumento y en los años pares este fenómeno se agrava. Según el Servicio de Registro Cívico (Sereci), en 2012 hubo 408 disoluciones de parejas, en 2013 se registró 393 y en la presente gestión hasta el mes de julio, el número ya alcanzó a 234, lo que hace muy probable un incremento en relación al pasado año e incluso al anteaño.

Según diversos juristas consultados, las causales que más se presentan judicialmente son injurias graves o malos tratos de palabra o de obra que hagan intolerable la vida en común. Además resulta frecuente la separación de hecho, consentida y continuada por más de dos años. Probablemente, las causas reales no siempre sean expresadas. El tratar de probar hechos como el adulterio u otras causales puede ser un proceso complejo e incluso inviable en muchos casos.

De acuerdo al Código de Familia, el adulterio, la relación homosexual, atentar contra la vida de la o el cónyuge o corromper a las hijas, hijos y abandono del hogar, deriva en una separación.

El director departamental del Sereci, Alberto Fidel Mealla Lema, indicó que las proyecciones de divorcios están notoriamente en aumento. “Si hacemos una revisión de los divorcios, vamos a ver que más personas decidieron separarse y consideramos que el número hasta finales de la presente gestión podría incluso superar al fenómeno de separaciones de 2013 y 2012—manifestó Mealla--. Cada divorcio debe ser mediante un fallo judicial, pues es el juez quien determina la disolución definitiva y luego se hace el trámite en esta dirección”.

Los dos meses que más divorcios tuvieron en la presente gestión fueron mayo, con 45 disoluciones, y julio, con 47. Mientras que enero fue el mes que menos separaciones hubo, se registraron 14.

 

Los juzgados reciben entre 18 y 25 demandas al mes

En la capital chapaca existen dos juzgados de familia que atienden las demandas de separación, pueden ser iniciadas por el esposo o por la esposa. Mensualmente se atienden entre 18 y 25 demandas que ingresan al juzgado. Al día, el número de causas varía de uno a tres.

La juez Lucía Escobar, del Juzgado Civil Primero de Familia, coincide con el Director del Sereci al indicar que el número de divorcios está en aumento. Las parejas que buscan su separación están entre los 21 y 30 años con mayor preponderancia.

“Existen diferentes procesos que tenemos en este Juzgado, diariamente debemos atender varios de ellos con divorcios y donde las parejas son muy jóvenes en algunos casos—indicó Escobar--. En un divorcio existen muchas situaciones que influyen, desde los malos entendidos, adulterio, agresiones físicas entre otros aspectos que hacen difícil la convivencia de los cónyugues”.

Añadió que los efectos de una separación influyen más cuando de por medio existen los hijos, ambos pelean por la custodia de los mismos. En otros casos, la disputa es por los bienes gananciales del matrimonio.

 

Divorciarse cuesta entre Bs 2.000 y 5.000

Los divorcios pueden costar entre 2.000 y 5.000 bolivianos por persona, en algunos casos mucho más. El arancel que gana un abogado implica según ellos, estar constantemente acudiendo a las audiencias, notificaciones y otros actuados como  presionar para que el proceso avance.

Juan Solano, abogado en materia civil, explicó que un trámite de separación tarda entre tres y cinco meses dependiendo si las partes están de acuerdo. En algunos casos sólo una parte es la que inicia la demanda y la otra prefiere no hacerlo y oponerse a la misma. Eso implica que el trámite pueda tardar más, en algunos casos uno año a dos.

“Se divorcian por infidelidad, por mucha pelea dentro del seno familiar, por bienes gananciales o simplemente porque ambos no se soportan y toman la última decisión de dejar sin efecto el casamiento—añadió--. Los casos que se atienden implican a personas de todas las edades. Hay jovencitos que ni un año estuvieron casados y se separaron. También existen personas con más de 15 años de haber estado juntos”.

Matrimonios aumentan en años pares

La superstición es un preponderante a la hora de casarse. Las parejas prefieren hacerlo en años pares. Según la creencia popular hacerlo así trae prosperidad, felicidad en el matrimonio y la convicción de que nunca se disuelve. Por el contrario, se cree que juntarse en un año impar  trae mala suerte.

Las cifras resultan elocuentes. De acuerdo a la información del Sereci, en 2009 se casaron 1.534 parejas,  mientras que en 2010 fueron 1.889. Ya en 2011 se registró un total de 1.933 frente a 2012 cuando se alcanzó los 2.337. Para 2013 se casaron 1.856 y en 2014 hasta julio el número ya llegó a 1.175.

elAPUNTE

No todos los divorcios son registrados

Algunas parejas divorciadas mediante Sentencia Judicial prefieren no hacer el trámite ante el Servicio de Registro Cívico Tarija (Sereci) para lograr el certificado de divorciado. Eso hace que en el sistema continúen identificándolos como casados.

En caso de que algunos de los cónyugues quiera volver a casarse, no podrá hacerlo, porque dentro del sistema su estado civil aún no cambió.

De acuerdo al director del Sereci, Alberto Mealla, el ciudadano, cuando realiza el trámite de separación ante las instancias judiciales, debe registrarlo con una sentencia ejecutoriada.

Una vez que es presentada se procede a hacer la transcripción en la base de datos. “Esa sentencia queda registrada desde ese momento anulando el matrimonio”.

 

JOSUE HEBER ACEBEY C./EPeN