×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 902

Potosí se quedó con el máximo galardón en Teatro Universitario

Escrito por  Sep 23, 2014

Roberto Patiño / EP EN
Con la premiación a los artistas más destacados de las universidades que participaron en el V Encuentro Plurinacional de Teatro Universitario y Escuelas Superiores de Formación de Maestros se dio clausura a las “Jornadas de Diálogo: La función del Arte en la Educación” que aglutinó a distintas personalidades del mundo artístico a nivel nacional.

En el acto de clausura, el viceministro de Formación Profesional, Jiovanny Samanamud Ávila, subrayó que ambas actividades fueron fructíferas porque ayudaron a mejorar el contacto de las artes con los estudiantes y que los jóvenes aprendan de los maestros artistas e interactúen con ellos.
“Además de organizarse para competir sanamente y en el futuro tengamos buenos artistas de teatro que salgan de las escuelas o de las universidades de Bolivia”, destacó a tiempo de anunciar que estas actividades se replicarán todos los años y porque “queremos que esto se convierta en un patrimonio, en un espacio donde se pueda aprender y competir artísticamente de manera sana”.
Esta actividad es algo que el Ministerio de Educación lo ha hecho en varias versiones como las olimpiadas estudiantiles científicas, deportivas, detalló y anunció que estos encuentros de teatro y otras artes son la única manera en la que Bolivia va a crecer culturalmente, científicamente y “ese es para nosotros un horizonte al cual no vamos a renunciar”, subrayó.

Premiación
El jurado, compuesto por los artistas más destacados de Bolivia en distintas expresiones lúdicas determinó premiar como la mejor actriz a Eva Zunilda Pozo, por interpretar el papel de Abel en la obra “El Ojo de Polifemo”, puesto en escena por la Escuela Superior de Formación de Maestros “Simón Rodríguez” de Cochabamba.
El mejor actor fue Bryan Rodríguez, que dio vida al yatiri en la obra “El grito del silencio”, trabajo inédito de la Universidad Salesiana de La Paz.
De acuerdo a los puntajes acumulados por los elencos de las universidades y escuelas participantes, el tercer ligar fue ocupado por la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA) que exhibió “Un encuentro casual”, escrita por Woody Allen y dirigida por Adriana Velásquez.
El segundo puesto le correspondió, con 40 puntos, a la función “La cobranza del tío”, creación colectiva bajo la dirección de Raúl Huallpa Huanca de la Escuela de Formación Superior de Maestros, “Santiago de Huata”, de La Paz.
En tanto que el primer lugar fue ocupado por el trabajo “Cuidado mi ciudad”, dirigida y escrita por Belinda Leytón y que representó a la Escuela Superior de Formación de Maestros, “Eduardo Abaroa”, de Potosí.
Otros galardones entregados fueron para la mejor musicalización, mejor escenografía, vestuario, libreto original, además de mejor dirección y puesta en escena.
Recordemos que las obras presentadas fueron el resultado de una preselección realizada con todas las casas superiores de estudios que postularon para clasificar en el Encuentro. Todas ellas presentaron hasta el 18 de agosto obras de temática libre, con una duración que no debía exceder los 45 minutos, ni tener menor de 25 minutos.
Las propuestas, que pudieron haber sido para espacios convencionales y no convencionales, fueron enviadas para su preselección en formato DVD y junto a la ficha técnica. El resultado de los elencos elegidos por el jurado fue dado a conocer el 25 de agosto y compitieron por la mejor obra en este V Encuentro Plurinacional de Teatro.

El jurado estuvo compuesto por artistas reconocidos

 El jurado estuvo compuesto por los comediantes Agustín “Cacho” Mendieta y David Santalla, Los maestros en teatro Guido Arce Mantilla, Pablo Mauro Goytia, Elías Serrano y Alfredo Rivera.
También participaron el cineasta Guillermo Aguirre, el artista plástico David Villegas Argote,  el escritor Alfonso Gumucio, el compositor Atiliano Auza y la coreógrafa Carmen Melo Tomsich. Se lamentó que el maestro en Artes Plásticas Lorgio Vaca no pudiera asistir al evento por contratiempos personales.