×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 902

“La música es un lenguaje que supera cualquier clase social”

Escrito por  Sep 23, 2014

Roberto Patiño / El país EN
“El público tarijeño es un buen público, es exigente y yo doy todo de mi para este público”, dijo Piraí Vaca (PV) antes de iniciar una entrevista con El País Expansión Nacional (EP EN). El máximo intérprete de la guitarra a nivel nacional e internacional aseguró que estar en Tarija le permite encontrarse con una ciudad amigable y ciudadanos con cualidades bonitas.


El País EN (EP EN) ¿Para quién toca Piraí?
Piraí VacA (PV) Yo toco para la gente, toco para el lustrabotas, para el oficinista, para el dueño de la empresa. Yo creo que un lenguaje tan extraordinario como la música, cuando entraña en sí un afán de comunicación, de mejora, se sobrepone a cualquier clase social, a cualquier religión y a cualquier edad. Y se produce una música que no deja indiferente a nadie, entonces  toco para el corazón y al corazón le importa tres pepinos si tienes un peso o un millón en el bolsillo.

(EP EN) ¿Qué sentimientos le inundan cuando toca?
(PV) Son siempre sensaciones abstractas, por lo menos en mi caso, en algunos momentos, en algunos pasajes específicos tengo algunas imágenes  visuales en mi cabeza que me ayudan a crear el ambiente que requiere una pieza en ese momento, pero por lo general son sensaciones que no se pueden describir.
La música no se produce con las manos, tampoco con el cuerpo, la música se produce de un encuentro de todas las energías exteriores con tus energías interiores, se produce de un encuentro de esas energías con tu cuerpo y ahí recién es que va a las manos. Entonces las sensaciones son lo más importante para mí.

(EP EN) ¿Es su lenguaje?
(PV) Con palabras nos dirigimos siempre hacia la mente y el ente último que hace el arte no es la mente, sino es la intuición, lo abstracto, el corazón. A través de sensaciones nos dirigimos al corazón, al cuerpo, a esas cosas que no pueden ser explicadas.
Entonces, es a través de ese lenguaje que podemos llegar al corazón, no a través de la palabra, no a través de la mente, no a través de la razón; sino de esas energías que se manifiestan a través de las vibraciones.

(EP EN) ¿Qué música le gusta interpretar a Piraí?
(PV) En épocas de estudio, un año en la Argentina, siete en la Habana, dos en EEUU y tres en Alemania, que son los estudios que he hecho de licenciatura y varios postgrados, siempre estás obligado a seguir un programa y hay que tocar cosas que hay que tocar y que son necesarias para tu desarrollo.
Mis últimos tres años en Alemania fueron una tortura para mí, porque yo quería hacer las cosas --bien o mal- pero como a mí me nacía y como yo quería hacerlo y con lo que yo me emocionaba.
En todo este proceso, a estas alturas sólo toco aquello que me sirva, no me importa cual sea la obra,  si no me conmueve ¿de qué me sirve? Toco sólo lo que me conmueve y que los demás lo entiendan, ahora toco una música que me guste a mí y que la gente pueda entender.

(EP EN) ¿Así entabla un concierto?
(PV) En un concierto tiene que haber algo fuerte, algo suave, que te acaricie, que te agarre a sopapos, tiene que haber claro, algo oscuro, algo que ames, algo que odies, me gustan los extremos porque el uno no existe sin el otro, son extremos, pero son complementos a la vez y la música que simboliza eso es la música que toco, sea Mozart, sea nacional o sea asiática.

(EP EN) ¿Que te gusta de Tarija?
(PV) Este teatro. Este es un teatro que Santa Cruz no tiene, la infraestructura que tiene no la hay en Santa Cruz. Tienes el teatro municipal en La Paz o el teatro Achá en Cochabamba. Tocar en este lugar siempre es algo muy bonito, porque se oye todo en cualquier lugar y, a pesar de que entran 500 personas, no deja de ser un lugar íntimo.
Además, tengo buenos amigos en Tarija, es una ciudad amigable, la gente tiene de por si una cualidad muy bonita con la que es lindo entrar en contacto. Puedo encontrar al tarijeño, un pueblo cantor que se ríe, un pueblo bromista, bohemio, y a mi me gusta es conocer a través de la piel esto que caracteriza a los tarijeños.