×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 902

La Aduana incautó cerca de 25 toneladas de ropa usada

Escrito por  Sep 29, 2014

La Aduana Regional Tarija en nueve meses de la presente gestión, logró la incautación de 25 toneladas de ropa usada, que estaba siendo internada de forma ilegal a la ciudad. La ropa embargada deberá ser destruida en su totalidad, por ser considera una amenaza antihigiénica para la población.

La acumulación de la ropa secuestrada por efectivos del Control Operativo Aduanero (COA) de la Policía Boliviana, es producto de los múltiples operativos que se vinieron realizando durante todo este tiempo en las diferentes trancas y retenes de la capital.
El gerente de la Aduana Regional, Paúl Castellanos, indicó que existe una instructiva nacional de decomisar toda ropa americana que ingrese a territorio nacional. Para ello se vinieron desarrollando diferentes controles en trancas y caminos.
“Todos los días estamos con decomisando ropa usada estamos por encima de las 25 toneladas almacenadas en la administración regional—indicó Castellanos--.
Lo que corresponde es iniciar un proceso de destrucción, para ello debemos adjudicar a una empresa para que disponga del picado y se deje sin uso todas esas prendas”.
Añadió que en la gestión 2013 se procedió a la destrucción de 55 toneladas de prendas que estaban en dependencias aduaneras.
Los modos
El comandante del Control Operativo Aduanero (COA) mayor Gilmar  Valencia, indicó que existen diferentes formas de internación de ropa usada, que están siendo adoptados  por los comerciantes de este rubro. Generalmente es traído en las bolsas de yute, en los compartimientos de la flota y en sus propios equipajes.
En algunos casos logran el secuestro de seis a diez bolsas de yute con las prendas causas y en otras simplemente tres a cuatro. Los puntos de control están ubicados en la zona de Pajchani, Falda La Queñua y el camino abandonado de Iscayachi.
“Se hace los decomisos diarios y un último operativo se ejecutó hace poco con el decomiso de siete bolsas de yute con ropa usada. Las formas para traer estas prendas son indistintas—añadió Valencia--. Lo hacen casi siempre en los medios de transporte y vienen frondeados (compartimientos del bus) haciendo difícil su búsqueda. La obligación de nosotros es de decomisar en caso de encontrar mercadería”.
Comerciantes
Comerciantes de ropa usada aseguran que no dejarán de vender las prendas que es el sustento de sus familias. Aseguran que están dispuestas a cancelar impuestos en caso de ser necesario para que no levante la venta de las prendas. Caso contrario exigen al Gobierno nacional una alternativa de subsistencia.

En 4 años se decomisaron 62.276 fardos

 Según el diario La Razón, desde enero de 2010 a abril de 2014, la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) decomisó 62.276 fardos de ropa usada. De esta cantidad, solo el año pasado se incautaron 27.985 y, en lo que va de esta gestión, esa cifra llegó a 2.488, según datos oficiales.
Del total de la mercadería incautada en cuatro años y cuatro meses, Oruro encabeza la lista con el 58,81% de esa cantidad. Le sigue La Paz (19,08%), Cochabamba (14,31%), Santa Cruz (4,34%), Potosí (1,90%) y Tarija (1,53%), de acuerdo con datos oficiales de la administración aduanera.
Según los comerciantes de esta mercadería, un fardo de ropa usada pesa unos 45 kilos. Los precios por paquete varían de acuerdo con la procedencia y calidad del producto.
Mediante el Decreto Supremo 28761, aprobado en junio de 2006, el Gobierno prohibió la importación de prendería usada a partir del 21 de abril de 2007, además de la comercialización en territorio nacional desde el 1 de marzo de 2008, plazo que fue ampliado hasta el 1 de abril de 2009 a través del Decreto Supremo 29521. El presidente de la Confederación Nacional de Micro y Pequeños Empresarios (Conamype), Víctor Ramírez, sostuvo que hace cinco años habían alrededor de 180.000 comerciantes de ropa usada en el país y ahora este número se incrementó hasta 250.000. En 2009, para evitar la comercialización de ropa usada en el mercado nacional, el Gobierno planteó un Programa de Reconversión Productiva para incorporar a los vendedores al menudeo a rubros industriales.

JOSUE H. ACEBEY C./EL PAIS eN