En Tarija no existen alternativas nuevas para la profesionalización

Escrito por  Daniel Rivera M./El País eN Oct 09, 2014

Las carreras tradicionales, las cuales  tienen una vigencia de 30 y hasta  50 años, todavía son las más demandadas dentro  de las universidades del departamento de Tarija. En tal sentido, los espacios laborales se encuentran copados en su totalidad. Por lo que no será extraño encontrar a profesionales que no ejercen su profesión, y buscan generar ingresos económicos a través del servicio de taxi u otras actividades.

El Sector industrial manifiesta que eso ocurre por falta de ofertas académicas por parte de las casas de estudios superiores, y también por la idiosincrasia de la ciudadanía tarijeña.
Mientras que el vicerrector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), Anselmo Rodríguez, informó que todavía está en proceso un estudio sobre el mercado laboral, el cual permitirá determinar qué carreras implementar, y  ofrecer como nuevas alternativas a los bachilleres.
Declaró que  unas de las nuevas carreras de acuerdo de la demanda laboral técnica,  se encuentra en Villamontes, tal es el caso de Ingeniería de Gas y Petróleo y también Petroquímica. Pero que por las condiciones climáticas de la zona no tiene “mucha” afluencia.
Argumentó que es necesario que estén en ese lugar, porque las industrias relacionadas con esa área del conocimiento se encuentran cercanas a ese sitio. “Eso es necesario para poder fusionar la teoría con la práctica”, comentó la autoridad.
Comunicó que de momento recibió una propuesta de la Facultad de Ciencias Agronómicas y Forestales para implementar un programa de fruticultura y  enología. Eso debido a que Tarija es un “gran” productor de uva, y elaborador de los “mejores” vinos de Bolivia, los cuales son reconocidos en el ámbito internacional.
Explicó que para crear nuevas carreras se tiene que tomar en cuenta múltiples variables, una de ellas, el contexto regional y nacional,  contar con profesionales idóneos  que impartan los conocimientos, la demanda estudiantil y laboral, la cual  no debe ser necesariamente como trabajadores dependientes, sino también como independientes, y  finalmente depende de las posibilidades financieras. “Ya que el tema financiero es escaso para esas actividades de funcionamiento dentro de la Universidad”.
Entre tanto, la vicerrectora interina de la Universidad Privada Domingo Savio de Tarija (UPDS), Angélica Rodríguez, indicó que para poder ofrecer una nueva alternativa a los bachilleres, en lo que se refiere el ámbito profesional, se tiene que hacer un estudio de mercado, y que por el momento esa institución analiza el poder implementar una nueva carrera cuyo nombre no especificó.
Asimismo, reveló que de momento, las más demandadas son del  área empresarial.
Por otro lado, el gerente de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Tarija (Caincotar), Oscar Baldivieso, manifestó que el sector industrial está en permanente crecimiento, por lo que es necesario contar con profesionales en ingeniería mecánica, industrial, electromecánica y otras,  como así también para el  mantenimiento y reparación de maquinaria, que lamentablemente son escasos en Tarija. Argumentó que dentro del departamento existen industrias  importantes que requieren de esos profesionales, tal es el caso de la fábrica de cemento, el ingenio azucarero, la fábrica de aceite en Villamontes, la Planta Industrializadora de Leche (Pil), las cerámicas, y sin olvidar las industrias pequeñas que irán creciendo y demandarán esos servicios.

La demanda  profesional es en el área técnica

Para el gerente de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Tarija (Caincotar), Oscar Baldivieso, las carreras tradicionales que todavía tienen demanda por parte de los bachilleres son: Derecho, Odontología, Administración y Contaduría Pública.
“Pero eso no quiere decir que sean malas, sino que no hay lugar para que esos profesionales trabajen. Ahora se necesita contratar personas con conocimiento técnico”, concluyó.