Alcaldía arreglará las fallas en las bocas de tormenta

Escrito por  Marisol Coca W. / El País eN Oct 10, 2014

El ensanchamiento de las aceras redujo el ancho de las vías del centro de la ciudad, esto provocó un gran acumulo de las aguas por efecto de las lluvias. Las principales calles adyacentes a la plaza Luís de Fuentes y Vargas, con las primeras precipitaciones pluviales, se convirtieron en piscinas públicas.

Este medio de comunicación observó que el principal problema fue la reducción de las bocas de tormenta de 20 a 10 centímetros. Esto ocasionó que las aguas demoren más tiempo en ingresar a las alcantarillas. Tras elevar esta inquietud a la Alcaldía Municipal, la Oficialía Técnica consideró la observación y desde este lunes, 13 de octubre, movilizará personal para ampliar los espacios de las bocas de tormenta y evitar acumulo de agua en las vendieras lluvias.
El oficial mayor técnico de la Alcaldía Municipal, Gonzalo de los Ríos, informó que con la ampliación de aceras se redujo la altura de las aceras de 15 a 10 centímetros. “Esto va ocasionar que cuando haya una lluvia fuerte, en el instante se produzca una película de agua y pareciera que está invadiendo las aceras –mencionó–. Esta garantizado que no va ingresar a las viviendas, porque la mayoría está a un nivel un poco más alto de las aceras”.
De acuerdo a la explicación antes de la ampliación de las aceras, las bocas tormenta tenían una cavidad de 15 a 20 centímetros, ahora tan sólo tienen 10 centímetros, lo que está dificultando el paso del agua. Para dar solución a las observaciones, la Alcaldía Municipal ya asumió acciones, se identificó los espacios con problemas y desde el día lunes se procederá al corte de la carpeta asfáltica en los alrededores de las bocas de tormenta y volver a las dimensiones anteriores, además se construirá una especie de batea para que el agua se deslice rápidamente. Sin embargo, desde este jueves, 9 de octubre, se observó al personal de la Alcaldía Municipal comenzar con las modificaciones y los cortes en la carpeta asfáltica.

“Se debe crear sistema de desagüe especial”

 Para el Colegio de Arquitectos de Tarija no debiera haberse ejecutado el ensanchamiento de las aceras, porque redujo el ancho de las calles y generó la retención de agua en días de lluvia. Al contrario, debió asumirse la peatonalización de las vías.
El presidente del Colegio de Arquitectos de Tarija, Rodolfo Caballero, se refirió a la ampliación de aceras y en particular al problema que se suscitó con las primeras lluvias en las calles del centro de la ciudad, que formaron pozas de agua momentáneas a causa de las reducidas bocas de tormenta.
Caballero explicó que cuando se intenta peatonalizar una calle se debe crear un sistema de desagüe pluvial especial para evitar que los peatones tengan que transitar sobre acumulos de agua para cruzar de uno a otro extremo.  
Lo ideal para este tipo de situaciones de acuerdo a Caballero era la construcción de bocas de tormenta intermedias para que las aguas de las aceras ingresen con inmediatez, pero reconoció que es difícil realizar este tipo de trabajos en vías ya definidas y consolidadas. “Nosotros (arquitectos) nunca hablamos de ensanchamiento de aceras, porque no hay –mencionó Caballero–. Hay peatonalización o no lo hay”.