Asignan Bs 25 millones para males catastróficos

Escrito por  DANIEL RIVERA/EL PAÍS EN Oct 14, 2014

En Tarija, se espera que en el trascurso del mes de octubre se pueda poner en vigencia un nuevo programa para tratar a personas que padecen de enfermedades catastróficas. Esa iniciativa fue priorizada debido a que en el departamento todavía no cuenta con centros médicos debidamente equipados, lo que impide curar patologías que llegan a terminar con la vida de las personas.

El programa demandará la suma de 25 millones de bolivianos y estará vigente por cinco años continuos, es decir hasta el año 2019. Se estima que en cada gestión se gastará cinco millones, y Tarija será el primer departamento en lo que refiere el ámbito nacional, que pueda implementar este tipo de beneficios para la ciudadanía.
El jefe de la Unidad de Salud  dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social de la Gobernación, Carlos Uño Alvarado, informó que el programa se lo trabajó y reglamentó de manera conjunta con el Ministerio de Salud, para que se pueda viabilizar de manera rápida.
Asimismo, indicó que se cuenta con toda el informe técnico y jurídico, y  sólo falta que el Gobernador del Departamento de Tarija, Lino Condori Aramayo, pueda emitir una resolución departamental para que el mismo pueda entrar en vigencia. “Yo creo que de una o dos semanas eso se hará posible”, comentó la autoridad.
Enfermedades que se tratarán
Las enfermedades que se consideraron dentro de ese programa son  ocho, entre ellas: problemas cardiovasculares, cambio de válvulas del corazón, cáncer, malformaciones congénitas y otras. Las patologías mencionadas serán atendidas dentro del Hospital Regional San Juan de Dios.

Beneficiarios
Uño comunicó que en el mes de diciembre se beneficiarán unos diez individuos, y que para el año 50 ciudadanos serán favorecidos con dicha iniciativa. Además explicó que el programa cubre todos los gastos, desde el diagnóstico, tratamiento, estudios, medicamentos, hasta que el paciente logre su rehabilitación.
También dijo que los que decidan quienes accederán al beneficio, serán el director del programa y el trabajador social, quienes evaluarán si la enfermedad se la puede  o no tratar dentro del departamento, de ser negativo y el paciente es de escasos recursos, podrá ser beneficiado.
Por otro lado, reveló que el programa permite adquirir  marcapasos, los cuales se dotarán a los ciudadanos que lo necesiten. “Si bien la ley obliga a esta adquisición al Susat, pero ellos solo pueden dotar a personas que tengan 59 años, pero las que necesitan son mayores de esa edad. Así que solucionaremos en parte ese inconveniente”, concluyó.