El 30% de las farmacias “están en la mira” para ser clausuradas

Escrito por  DANIEL RIVERA M/ EL PAÍS EN Oct 15, 2014

Hortensia vive con diabetes, por lo que se sometió a un tratamiento para controlar ese mal. Comenta que su médico le recetó unas pastillas conocidas en el mercado de los medicamentos como “Amaryl”, las cuales sirven para controlar los niveles de azúcar.

El caso es que Hortensia acudió a una farmacia para adquirir el producto recomendado, pero le dieron gato por liebre. Pues el frasco evidentemente decía Amaryl, pero las pastillas eran otras. Este grave error de la farmacéutica tuvo consecuencias muy negativas para su salud.   
Por otro lado, a nadie le extrañará ver a personas comprar medicamentos en las farmacias sin una receta otorgada por los médicos, pues la población optó por la automedicación. Las razones a las que aluden los consumidores varían, pero la más común es que ahorran dinero al no pagar una consulta, además que evitan hacer filas para recibir una ficha que les permite acceder a un diagnóstico profesional, y en algunos casos no logran ser atendidos.
La responsable departamental de  Farmacias dependiente del Servicio Departamental de Salud  de Tarija (SEDES), Fidelia Torres, informó que de todas las licencias emitidas hasta la fecha a los establecimientos farmacéuticos,  más de un 30 por ciento no cumple con la Ley del Medicamento en Bolivia.
“Las multas por cada falta que se cometa varían de acuerdo a la infracción. El monto mínimo que llegan a pagar los dueños es de 500 bolivianos, pero estas personas lo cancelan como si fuese cualquier cosa. Vuelven a infringir, y no se hacen problema para cumplir con su multa”, comentó.
En todo el departamento se tiene 600 farmacias habilitadas para el expendio de medicamentos,  y en Cercado se registró a 210. Asimismo,  Torres indicó  que por día  realizan cinco trámites, ya sea por clausura, apertura, trasferencia y reapertura.
Explicó que esa institución realiza inspecciones todos los días, y  que ellos visitan a cada farmacia unas tres veces al año pero a las reincidentes se las visita con mayor frecuencia.
También dio a conocer que las farmacias no pueden hacer el expendio de los remedios sin una receta emitida por especialistas en salud. Eso porque los ciudadanos se pueden volver dependientes o resistentes a los remedios ya que no los consumen en las dosis ni en los horarios establecidos.
Sin embargo, existen medicamentos que son de libre venta, pero  sólo en  farmacias, y no en tiendas de barrio o mercados que no tienen autorización. Entre esos remedios están los antigripales, calmantes para dolor de cabeza y  estómago.
Cada trimestre, la Jefatura de Farmacias logra decomisar 100 kilogramos de fármacos, es decir que a la fecha se incautó unos 300 kilogramos, los cuales no estaban aptos para el consumo humano. Pero los mismos no estaban expuestos a la venta.

Torres manifestó su preocupación porque el Municipio no les colabora en realizar las inspecciones. “Yo  envié solicitudes para hacer un trabajo conjunto, pero llegado el momento no se aparecen”.
Por su parte, el intendente Municipal de la Alcaldía de Cercado, Nelson Ruiz, informó que sólo le llegó una solicitud para realizar un trabajo conjunto con la Jefatura de Farmacias. Pero que ellos realizaron operativos en el cuales se decomisó medicamentos en las tiendas de barrio.   

Farmacéuticos tienen que ser colegiados

  La responsable departamental de  Farmacias dependiente del SEDES, Fidelia Torres, indicó que una manera de identificar a las farmacias que vendieron algún producto no apto para el consumo humano, o les dieron los medicamentos cambiados, es que los clientes tienen que exigir  factura  a partir de los cinco bolivianos.
Asimismo, reveló que al momento de emitir una licencia se exige a los profesionales presentar su Título en Provisión Nacional, Título Académico y que deben ser colegiados.