Puesto policial en el Campesino convertido en tienda de productos

Escrito por  JOSUE ACEBEY C./EL PAIS EN Oct 18, 2014

Se cumplieron dos años desde que el puesto policial al interior del Mercado Campesino dejó de funcionar. Esos predios, hace cinco días, se convirtieron en una tienda de venta de productos alimenticios para adelgazar.

Los comerciantes de la zona se quejan y piden el retorno de los cuatro policías que hacían servicio permanente para garantizar la seguridad de los vendedores y compradores. Dentro del mismo puesto policial, que aún tiene el logotipo de la institución del verde olivo, funciona además un consultorio odontológico y al lado un depósito, que a la vez le sirve de habitación al sereno. La tienda al interior presenta una mesa pequeña donde están los productos, y como puerta se tiene sólo una cortina que cubre el interior del ambiente.
El encargado de monitoreo y control de la Central Regional de Cooperativas Agropecuarias Tarija (Cercat), Franklin Dorado, indicó que el módulo policial está refaccionado hace más de un mes. El objetivo era entregar esos predios a la Policía, pero a la fecha existe una negativa y ante ello determinaron alquilarlo a un privado. Aseguró que en caso de haber el ingreso de uniformados, inmediatamente se desocuparía el ambiente para ser entregado.
“Todo está listo, incluso se hicieron refacciones en la celda que se tenía dentro del puesto, pero aún no tenemos policías—indicó Dorado--. Estamos esperando que se vengan porque es necesaria su presencia para garantizar la seguridad del mercado”.
Aseguró que esporádicamente los uniformados llegan hasta el mercado a realizar patrullajes a pie, especialmente los fines de semana cuando existe mayor afluencia de compradores en el mercado.
“Ellos nos apoyan con patrullajes en el mercado, pero más es durante los sábados y domingo durante la mañana, puesto que tenemos bastante gente que viene a hacer sus compras y lamentablemente existe bastante delincuente—añadió--. Quisiéramos que estén todos los días, pero lamentablemente no pueden hacerlo”.

Robos a diarios
De acuerdo a los vendedores de las diferentes secciones del mercado, los robos son constantes dentro y fuera del centro de abasto. La falta de guardias estatales y privados, (hombres de negro) es notoria, lo cual es aprovechado por los delincuentes que asaltan continuamente.
Bertha Calcina del sector verduras y abarrotes, solicitó al comando de la Policía el retorno de los efectivos, denunciando que existen grupos delincuenciales que estarían operando en el mercado. “Es una pena como hacen llorar a la gente, muchos vienen a comprar pero estos maleantes les sacan todo—dijo Calcina--. Están robando delante de nosotras y muchas veces preferimos no hacer nada porque nos amenazan o nos vienen a robar, por ello queremos que vuelva la Policía pero que sea transparente en sus actos”.
Adelaida Quiroga, vendedora de verduras también denunció otros robos y explicó que los antisociales que entran a delinquir al mercado no están solos, operan entre dos y tres sujetos incluidas mujeres.

Policía: hay control
El subcomandante departamental de la Policía Boliviana, coronel José Castillo, indicó que el control policial en el mercado Campesino es permanente y está bajo la jurisdicción de la Estación Policial Integral (EPI) del barrio Los Chapacos.
“No tenemos al momento ningún reclamo ni solicitud para que tengamos presencia permanente dentro del mercado—aseguró--. Además, tenemos personal permanente patrullando esa zona y ante cualquier llamado estamos presentes”.

La FELCC recibe entre 5 y 7 denuncias permanentes

 La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen recibe entre cinco y siete denuncias semanalmente del Mercado Campesino. Los robos por lo general son de carteras, billeteras y celulares, y algunos productos electrónicos.
El subdirector de la FELCC, mayor Hernán Vargas, indicó que por la zona operan los llamados “descuidistas”, quienes aprovechan  la multitud para cometer sus fechorías. En algunos casos, cuando se captura al autor, las víctimas desisten de la denuncia.