Confiscan carne que era llevada en una camioneta

Escrito por  REDACCIÓN CENTRAL/YACUIBA Oct 25, 2014

Los vecinos de la ciudad de Bermejo denunciaron el traslado de carne vacuna en camionetas y bolsas de yutes, hecho que movilizó a los efectivos de la Policía Boliviana y la Intendencia Municipal quienes se trasladaron hasta el Mercado Campesino de la ciudad de fronteriza.

Se logró decomisar productos cárnicos que no cumplían las normas de salubridad.
La intendente Municipal, Cristina Mendoza, explicó que actuaron también a solicitud del Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag). Máxima Tejerina, representante de esa institución, explicó los motivos que llevaron a decomisar la carne vacuna.
“Como pueden observar, la carne está envuelta en bolsas de yute y no cumple las normas de seguridad alimentaria. Este producto debe respetar la cadena de frío desde el lugar de origen hasta el lugar de comercialización y obviamente esto no se cumple. Son diez bolsas de yute con carne vacuna, no tenemos el peso exacto de la cantidad de carne secuestrada. Con esta acción lo único que estamos haciendo, como autoridades de sanidad, es velar por la seguridad alimentaria de las personas”, señaló Tejerina.
La Intendente Municipal de Bermejo, explicó que como institución reguladora de la comercialización de estos productos están elaborando un acta de decomiso y se instruirá la destrucción de la carne, porque al romperse la cadena de frío ya no es apta para consumo humano.
“Lamentamos esta situación que perjudica directamente a los consumidores finales, que son las familias de esta región. La intervención de la Policía Boliviana esta normada por el artículo 100 del Reglamento del Senasag, por esta razón queremos agradecer el apoyo de los efectivos del orden”, señaló Mendoza  al momento de trasladar la carne del mercado Campesino a otras instalaciones.
Inicialmente los propietarios del producto intentaron bloquear el paso de las autoridades, exigiendo la devolución del mismo. Sin embargo, vanos fueron los intentos para recuperar la carne que incluso ya denotaba un mal aspecto. Tuvieron que intervenir los efectivos de la Policía Boliviana para calmar los ánimos de quienes reclamaban el producto decomisado.