Un paraíso entre sol, piedras y riesgo de delitos

Escrito por  Roberto A. Barriga/ El País EN Oct 30, 2014

La palabra paraíso normalmente llama a imaginar un hermoso lugar, con verde vegetación y sin sufrimientos, e incluso se piensa en el Reino de los Cielos, plasmado en el evangelio. Sin embargo, el barrio Paraíso no hace honor a su nombre, ahí los vecinos sufren cada día para poder llegar a sus hogares.

Sol, piedras y riesgo de delitos es lo que afrontan cotidianamente. Marta debe caminar todos los días bajo el intenso sol para llegar a su hogar, ya que el servicio de micros no entra a su barrio y la deja únicamente en el acceso al lugar. A esto se suma el riesgo que corre caminando en horas de la noche cuando se le hace tarde para retornar a su casa.
La frecuencia con que se puede conseguir un vehículo de servicio público en la zona es muy limitada. Micros y taxis trufi sólo están disponibles de seis a ocho de la mañana. En otras horas del día el servicio público sólo ingresa hasta  mitad del camino.
Por ejemplo al mediodía sólo algunos micros entran al barrio, pero no llegan hasta la parada. En la noche es obligatorio caminar, pues a esas horas el servicio se suspende.
Esto ocasiona que los vecinos de Paraíso no sólo tengan incómodas caminatas, sino también que sean expuestos a antisociales que, según testimonio de los vecinos, se aprovechan en general de los escolares que retornan a sus casas.
También aseguran que el no tener transporte les genera un presupuesto demasiado  alto para sus bolsillos, puesto que muchas veces por falta de micros y taxis trufi deben tomar radio taxis que cobran arriba de los diez bolivianos.
Pero el barrio Paraíso no es el único que se enfrenta a este problema en Tarija, hay muchos otros. Entre éstos, el barrio Aranjuez Norte que alberga alrededor de 500 familias, al margen de la gente que vive en asentamientos próximos.
“Cuando el micro pasa no se sabe volver”, cuenta Amador Flores, vecino del barrio Aranjuez Norte, el hombre explica que si no sale temprano de su casa para ir al centro de la ciudad de Tarija tiene que esperar dos horas hasta que pase el siguiente vehículo.

Un paraíso sin transporte
La presidenta del barrio Paraíso, Ester García, cuenta que las personas gastan mínimamente alrededor de 16 bolivianos en transporte. Explica que por este motivo muchos vecinos prefieren quedarse en sus trabajos y retornar en la noche, para que el costo del vehículo reduzca el impacto en su economía.
En otro problema, destaca que en el barrio Paraíso existen decenas de estudiantes de escuelas nocturnas, quienes en repetidas ocasiones se ven obligados a atravesar todo el barrio a pie por falta de vehículo y añade que en más de una ocasión se produjeron asaltos o altercados.
“Para los escolares representa una dificultad, inclusive hemos tenido atracos en la noche. A una jovencita le quitaron su cartera, se escaparon por una parte oscura entre el barrio Los Olivos y el Paraíso”, relata García.
Hay zonas especialmente riesgosas. Por ejemplo, entre ambos barrios (Paraíso y Los Olivos) existe una separación natural, una franja erosionada donde hay arbustos que acentúan la oscuridad en las noches. Sin embargo, esa es parte de la ruta que deben atravesar los estudiantes para ir al colegio nocturno.
Clarita Muñoz, residente del barrio Paraíso, vive cerca de la franja erosionada que separa los barrios. Cuenta que por allá siempre hay personas consumiendo bebidas alcohólicas.
García explica que cuando los alumnos retornan a sus casas a las once de la noche, como junta vecinal, mandan personal de seguridad a esa parte del barrio para que cuiden a los estudiantes.
Finalmente, García agregó que la baja frecuencia de micros se debe a que éstos se molestaron por el ingreso de la línea de taxis trufi; sin embargo, argumentó que se necesitan de los dos servicios porque es conveniente para todos los vecinos.

Barrio Aranjuez Norte
El presidente del barrio Aranjuez Norte, Vidal León, explica que la situación es similar en su barrio. Detalla que la mayoría de las calles de su zona están asfaltadas a excepción de una cuadra de ripio y otras tres cuadras de tierra.
Empero, León no tarda en quejarse de que los micros y los taxis trufi ingresan sólo a medio camino de  su barrio, “se quedan en la mitad, por lo que muchos vecinos tienen que caminar”, lamenta.
Añade: “Nosotros no pretendemos que entren al barrio, sería mucho mejor que lo hagan, pero por lo menos queremos que la línea mejore su frecuencia”.
León recuerda que una vez se aproximó a hablar con el representante de la línea de taxis trufi y ante el reclamo de aumento de frecuencia le respondió que mejorarían el servicio; sin embargo ya hace cuatro meses de esto y muchos vecinos siguen caminando.
León retorna a su hogar a las diez de la noche y sólo puede hacerlo en radiotaxis, que en horas nocturnas, cobran entre 15 a 20 bolivianos. “A las diez de la noche imposible encontrar una movilidad, a las siete de la noche puedes encontrar micro o taxi trufi, pero no cumplen con toda la ruta sólo ingresan hasta la mitad”, afirma y aclara que el  radio taxi cobra 15 bolivianos en el día, y 20 bolivianos en la noche.

Un resentimiento
La línea de taxis trufi que trabaja con el barrio Paraíso y Aranjuez Norte es El Vecinal y el limitado servicio de micros lo ofrecen las líneas A y B del Sindicato de Micros “La Tablada”.
Cuando el Gobierno Municipal de Tarija asfaltó el Paraíso y los barrios de sus alrededores (Los Olivos, Carlos Wagner, Obrajes y Aranjuez Norte), la línea de taxis trufi El Vecinal, a pedido de los vecinos, ingresó a esas zonas para mejorar la frecuencia del transporte. Sin embargo, esto ocasionó molestia en el sindicato e inmediatamente provocó una disminución en la frecuencia del transporte público.
Esto fue ratificado por el Secretario General del Sindicato de Micros La Tablada, Jorge Gareca, quien comenzó explicando que los micros trabajan hasta las ocho de la noche todos los días porque así lo tienen establecido.
En cuanto a la disminución en la cantidad de micros que prestan servicio en el barrio Paraíso, Gareca reveló que durante 17 años las líneas A y B trabajaron en la zona y argumentó que el ingreso de los taxis trufi fue actitud desleal de los vecinos, por lo que decidieron bajar su frecuencia.
“No tenemos problemas con los taxis trufi, el problema es que el barrio no ha reconocido nuestro trabajo, los vecinos pidieron los taxis trufi y esto es una deslealtad con nosotros; entonces a qué vamos a entrar”, dijo.
Añadió, molesto, que los micros ayudaron a construir el camino del barrio Paraíso al puente de Obrajes, además de la entrada al barrio del mismo nombre. Indicó también que arreglaron el camino para que los micros dejen de romper muelles.
“Y si asfaltan hasta el puente de Obrajes van a entrar hasta ahí los taxis trufi, nosotros estamos sobrando”, resaltó.

 

Micros ceden espacios a servicio de taxis trufi

 Existen otros barrios en Tarija que tienen el mismo problema de transporte; sin embargo los micros al ver el ingreso de los taxis trufi, en muchos casos, prefieren retirarse y se suman a los vehículos que transitan por las rutas troncales.
“En muchos barrios han entrado los taxis trufi así que nos estamos saliendo porque preferimos trabajar en las calles troncales. Nos han quitado ya los pasajeros”, explicó Gareca. Sin embargo, destacó que en muchas zonas los habitantes de los barrios han preferido el servicio de los micros “porque la gente ha reconocido su labor”.
Los presidentes de los barrios Paraíso y Aranjuez Norte, Ester García y Vidal León, coinciden que sus barrios no tienen problemas de agua, luz, ni alcantarillado; empero destacan que el transporte es donde se centra su mayor preocupación, puesto que no genera sólo inseguridad ciudadana sino también un gasto cuantioso en sus bolsillos.

 

Alternativas de traslado en los barrios
En bicicleta

 Los vecinos le comentaron a El País EN que el tener una bicicleta para trasladarse en los barrios, Paraíso y Aranjuez Norte, es una gran ventaja aunque no los libra de la inseguridad

Los taxis trufi

 Aunque los taxis trufi cumplen un servicio, éstos no entran todo el día a los  barrios, Paraíso y Aranjuez Norte. Su frecuencia es muy limitada pero no dejan de ser una opción de transporte

Los micros

 El servicio de micros no contempla la posibilidad de ingresar a los barrios, sólo circula por las avenidas principales ya que aseguran que los taxis trufi les quitaron los pasajeros que tenían en estas zonas