Robo de motos y autopartes creció en 3 zonas de la ciudad

Escrito por  JOSUE H. ACEBEY/EL PAIS EN Nov 18, 2014

“No pasó ni cinco minutos que dejé mi moto y ya no estaba, y lo peor de todo fue en el centro de la ciudad”, aseguró Pedro M., quien fue víctima de un robo en pleno centro de la ciudad a la altura del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ). La Policía Boliviana considera que la zona Central, Parque Bolívar y el Mercado Campesino, son los lugares de mayor riesgo para el robo de motocicletas.

La víctima indicó que no fue el único que sufrió un robo, conoce que otras personas también pasaron por la misma situación. Especialmente por la calle Campero, Corrado, Palacio de Justicia y en la calle Colón. “Mire tengo amigos que perdieron sus motos en el centro de la ciudad y en algunos casos lograron recuperarlo, pero hasta ahora no pasada nada—indicó--. La verdad hay poco patrullaje y creo que la Policía debe controlar más esos lugares. Ahora los parqueos tienen más preferencias por autos que por motos, porque dicen que pagan más”.
Según datos del Centro Automático de Denuncias Integral (CADI), los casos de robo de motos y autopartes son constantes. Aseguran que las víctimas son generalmente funcionarios de alguna institución pública o privada. En esos sectores existe abundante afluencia de personas por el funcionamiento de las entidades públicas, bancos, cooperativas y comercios.
El número de denuncias por robo subió de dos  cuatro casos cada 15 días. Se presume que en los sectores estén operando redes delincuenciales que hacen seguimiento a sus víctimas para proceder a cometer el delito. “Un robo de moto o autopartes no tarda ni dos minutos, pues los delincuentes son astutos y rápidos”, aseguró un oficial de Policía.
El director departamental de Prevención y Robo de Vehículos (Diprove), coronel Leopoldo Herrera, aseguró que reforzarán los controles en esos lugares, asegurando que el pasado año la incidencia era mayor en relación a la presente gestión.
“Hay una mayor preeminencia podríamos decir que los robos se cometen en la zona central, y esto viene asociado a que en el caso viejo están pues las oficinas y hay más fuentes laborales—explicó Herrera--. Eso hace que estos malvivientes procedan a cometer sus robos en estos lugares. Insinuamos siempre a la población a tener en cuenta y ser más cuidadosos con las motos y los accesorios”.
 Aseguró que en la actualidad se viene reforzando los controles en los lugares de mayor incidencia de robos. Para ello se solicitó incluso el patrullaje de otras unidades policiales con quienes se está coordinando.

Menores de edad
En los múltiples operativos realizados por Diprove y en diferentes zonas de la ciudad, se logró dar con grupos delincuenciales dedicados al robo de motos y autopartes. Los involucrados eran menores de 17 años. En algunos casos existían hasta adolecentes de 13 y 15 años quienes lograron salir con medidas alternativas a la detención preventiva.
Uno de los investigadores de Diprove que prefirió guardar reserva en su nombre, indicó que al ser menores de edad los involucrados en los robos, son liberados por orden judicial más aún cuando la norma actual les beneficia más que la anterior.
“De que nos sirve atraparles, si igual los sueltan y lo penosos es que son menores los que están cometiendo robos—reveló--. En algunas ocasiones que logramos atrapar a mayores de 17 o 18 logramos su detención, pero incluso hasta eso estamos perdiendo. Creo que hace falta un mejor argumento del Ministerio Público”.

De cada 10 robos de motorizados, 7 son motos

 Entre enero y agosto de 2014, 3.231 motorizados fueron robados en Bolivia, eso significa 13 por día en promedio. Siete de cada diez son motocicletas.  Los departamentos más afectados en orden descendente son Cochabamba con 24%; Beni con 20%; Santa Cruz  con 15% y Tarija el con el 13%, según el reporte estadístico de la Policía Boliviana. Entre las bandas desarticuladas, el 50% fue organizada por menores de entre 16 y 17 años, que luego vendían las motos por Bs 1.000 o Bs 2.000.