Mery Polo, directora del SEDEGES Mery Polo, directora del SEDEGES El País eN Tarija

Curso sobre adopción congregó a 50 personas

Escrito por  YENNY ESCALANTE F./EL PAÍS EN Nov 20, 2017

Unas 50 personas participaron en el curso de adopción brindado por el Servicio Departamental de Gestión Social de Tarija (Sedeges). El taller denominado “Padres de Corazón” duró una semana y tuvo el objetivo de informar a los interesados los derechos, deberes, obligaciones y procedimientos que deben seguir.

Se pretende reintegrar a los niños que están en los hogares de acogida del departamento. En ese sentido el Sedeges impulsa labores de capacitación integral destinadas a optimizar los trámites de adopción.
La directora del Sedeges, Mery Polo, explicó que Tarija es uno de los pioneros en aplicar los protocolos y rutas críticas en el proceso de adopción en Bolivia, ya que emplea normativas como la Ley 548 del Código Niño, Niña y Adolescente.
“Hemos concluido con el segundo curso de Padres de Corazón realizado en la gestión 2017, que es uno de los requisitos para poder adoptar a un niño o niña que está en algunos de nuestros hogares”, dijo. Agregó que en los talleres se explica a los futuros padres que un niño lleva una “felicidad inmensa” a los hogares, pues no sólo adoptan a un menor sino que ellos adoptan a unos padres.
De acuerdo a la normativa vigente los interesados no necesariamente deben ser una pareja, sino que una sola persona puede adoptar cumpliendo todos los requisitos.

Requisitos
La Ley Nº 548 en su artículo 80 señala los requisitos para adoptar: Tener un mínimo de 25 años de edad y ser por lo menos 18 años mayor que la niña, niño o adolescente adoptado.
En caso de parejas casadas o en unión libre, por lo menos uno debe tener menos de 55 años de edad. Los adoptantes deben contar con certificado de matrimonio, si son parejas casadas; pero si es una unión libre, la relación deberá ser probada de acuerdo a normativa vigente.
De igual manera deben presentar un certificado domiciliario expedido por una autoridad competente. Certificado de no tener antecedentes penales por delitos dolosos, expedidos por la instancia que corresponda. Gozar de buena salud física y mental, acreditada mediante certificado médico y evaluación psicológica. Se debe realizar un estudio social y finalmente deben obtener un certificado de padres adoptivos y otro de idoneidad.