Imprimir esta página

Senasag advierte que pueden reingresar langostas al Chaco

Escrito por  Daniel Rivera M.7El País eN Ene 16, 2018

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) alertó que la probabilidad de reingreso de la plaga de langostas al Chaco y Bermejo es de un 70 por ciento, por lo cual se mantiene la vigilancia.

Según un informe de esa institución, el año pasado se tuvo presencia de esta plaga en 13 lugares de cuatro municipios de Tarija. En el caso de Villa Montes se afectó hasta la zona urbana de esa jurisdicción como: Caigua, Chimeo, Tarairi, Iguembe, San Antonio, Quebrachal, propiedad La Costas y Agua Bendita. En Caraparí hubo presencia en San Alberto, Gutiérrez y Ataparenda. En Bermejo se detectó en la comunidad de El Nueve.
Según el responsable de Vigilancia de Sanidad Vegetal del Senasag en Tarija, William Torres, la probabilidad de que las langostas vuelvan a territorio nacional supera el 70 por ciento, pues las condiciones climáticas de los municipios mencionados son favorables para que estas puedan asentarse ahí y reproducirse.
El funcionario explicó que las langostas presentan dos generaciones por año y experimentan cambio de fases (gregaria y solitaria) que las hace ser un peligro potencial de plaga. Son influenciados por factores meteorológicos como la temperatura, la precipitación y la radiación solar que inciden en su distribución, tasa de crecimiento, reproducción, migración y adaptación.
En sí necesitan una temperatura mínima de 15,3 grados centígrados y una máxima de 38.5, requerimientos que tiene el Chaco y Bermejo.
Torres indicó que la langosta en fase gregaria es considerada como muy agresiva, tiene un alto potencial reproductivo y se alimenta en grupos. Permanecen unidos en bandas y su alimentación no está limitada por una especie vegetal específica, es una plaga voraz que consumen en 24 horas cinco veces su peso, por lo que una manga de 3.000.000 langostas llega a consumir hasta 30 toneladas de vegetación; esto aunado a que logra desplazarse hasta 20 kilómetros por hora.
Su comportamiento es cíclico, se presentan en poblaciones altas cada 3 ó 4 años y están ligadas esencialmente a las condiciones meteorológicas, físicas y bióticas que regulan su población
El ejecutivo de la Central de Campesinos de Villa Montes, Juan Pardo, manifestó que a raíz de las capaciones que tuvieron el año pasado, ahora están en condiciones de afrontar preventivamente el ingreso de esa plaga, la cual estuvo en pie de monte. Sin embargo, señaló que es necesario el apoyo del Gobierno Municipal, Subgobernación y el propio Senasag.
“Ya se tuvo este problema el año pasado, se hizo un trabajo de información y capacitación. Se hizo una verificación, un rastrillaje de todo el pie de monte, se capacitó en tema de fumigación-comentó el dirigente. Los presidentes de comunidad pueden afrontar de manera preventiva esta plaga”.

 

el
apunte

El ciclo
biológico de
las langostas
voladoras

El ciclo biológico incluye las etapas de huevo, estado juvenil (ninfa) y adulto. Una vez fecundas las hembras, a los diez días ponen los huevos agrupados en paquetes que entierran en el suelo a una profundidad de ocho centímetros (cm), donde depositan entre 50 a 120 huevos agrupados en forma de espigas.
Los huevos necesitan de siete a nueve meses para eclosionar, aunque pueden quedarse en el suelo y hacerlo en años sucesivos, todo dependerá de las condiciones de humedad del suelo. De los huevos nacen las ninfas, estas atraviesan cinco estadios que se diferencian por el tamaño y el color, los más pequeños son las “mosquitas” y los más grandes son las “saltonas”.
Entre los cuatro y ocho días producida la eclosión, según temperatura y alimentación se produce la primera muda, lo que da lugar al segundo estadio, a los 15 días surge el tercer estado ninfal donde son más activas, abarcan zonas más extensas se alimentan día y noche sin descanso; a los diez días posteriores, experimentan otra muda y pasan al cuarto estadio ninfal, otro periodo de tiempo similar más y pasa a la última muda y da lugar a la quinta ninfa.