Pese a amenazas de represalias por parte de China a los planes de Estados Unidos de imponer aranceles por hasta 60.000 millones de dólares a productos chinos, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, dijo el domingo que el presidente Donald Trump no piensa dar marcha atrás y no lo preocupa una guerra comercial.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la imposición de tarifas a China por valor de 60 mil millones de dólares, con el fin de enfrentar lo que él considera prácticas comerciales desventajosas para su país.