Cercado atendió al 50% de víctimas de violencia física

Escrito por  DANIEL RIVERA M/EL PAÍS EN Dic 28, 2014

Según datos del Programa de Género y Buen Trato del Servicio Departamental de Salud de Tarija (Sedes), los hospitales y centros de salud de  Cercado atendieron alrededor del 50 por ciento  de todos los casos de violencia física y sexual, y por ende extendieron los certificados para que las víctimas se presenten a la Fiscalía y continúen con el proceso.

Lo cierto es que la violencia contra de la mujer es un tema de escuchar todos los días, hasta el momento ni las leyes  y ni las instituciones que tienen la tarea de velar  por los derechos de las mujeres pudieron frenar estos hechos. Se mencionan que las estadísticas crecieron por que las víctimas ya no callan lo sucedido, sino que ahora lo denuncian.

La responsable del Programa de Género y Buen Trato del Sedes, María Rivero, indicó que en todo el departamento se registraron alrededor 207 casos que fueron atendidos en los hospitales y centros de salud de todos los municipios, de los cuales 193 son de Cercado.

En ese sentido, explicó que es el Hospital Regional San Juan de Dios, Centro de Salud Cies, y el Centro de Salud de San Andrés, los que atendieron a personas que fueron víctimas de violencia.

Explicó que los certificados de víctimas de violencia que son otorgados de carácter obligatorio por el personal de salud, tienen que especificar  el  diagnóstico del estado físico, como psicológico de la víctima. Además el médico tiene que  dar un análisis presuntivo en base al caso que se está atendiendo.

Especificó que ese documento debe ser presentado en la Fiscalía o en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), para que esas instituciones realicen las acciones correspondientes en contra del agresor.   Rivero argumentó que la Ley 348 define la erradicación de la violencia como un tema de prioridad nacional y como un problema de salud pública, desde un enfoque de prevención, protección de las mujeres en situación de violencia y la sanción de los agresores.

En ese sentido la responsable del programa manifestó que los médicos no pueden negarse a extender el certificado de violencia, ya que el mismo es importante y tiene que ser oportuno para que las víctimas puedan ser atendidas de manera inmediata.

Por otro lado, señaló que su unidad realizó talleres  en todos los municipios, los mismos que consistieron en protocolos para víctimas de violencia niñas, niños y adolescentes, además de impartir conocimientos sobre cómo evitar esos sucesos.