García Linera, Evo Morales y Andrés Solíz Rada (2006) en el Palacio de Gobierno de la Plaza Murillo, tras nacionalizar los hidrocarburos García Linera, Evo Morales y Andrés Solíz Rada (2006) en el Palacio de Gobierno de la Plaza Murillo, tras nacionalizar los hidrocarburos Getty Images

Evaluación: Solíz Rada destaca proceso nacionalizador y advierte riesgos

Escrito por  Redacción Digital El País eN May 29, 2016

El ex ministro de Hidrocarburos del gobierno de Evo Morales (2006), Andrés Soliz Rada, impulsor de la tercera nacionalización de los hidrocarburos, decretada el 1 de mayo de 2006, destacó que hoy, diez años después de la medida, "YPFB controla mayoritariamente todos los emprendimientos del sector. Su patrimonio creció de menos de 100 MMDLS a casi mil millones, gracias a la mueva tributación (82 – 18 en los megacampos), sugerida por Evo, a la transferencia de acciones de las AFP, así como a su asociación con petroleras".

La conclusión, contenida en un aporte titulado "La nacionalización en la semicolonia", añade también que el objetivo planteado en ese momento histórico (2006), respondía a "la situación geopolítica de la región, de la correlación de fuerzas en lo interno, de la capacidad de conseguir aliados y de conformar una empresa capaz de manejar el emprendimiento".

Según Soliz, "si la nacionalización fortalece la soberanía del Estado e incrementa sus ingresos habrá cumplido sus iniciales objetivos". 

En el texto del documento pubicado por el ex ministro, se recuerda cuáles fueron las medidas tomadas por los gobiernos anteriores de Jaime Paz Zamora (1989-1993 y 2002 - 2003), Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997), Hugo Banzer (1997-2001), Jorge Quiroga (2001-2002) y Carlos Mesa (2003-2005) y que fueron revertidas por el decreto 28701 de nacionalización que le cupo revelar junto al presidente Evo Morales en el Campo San Alberto, controlado por Petrobras en el Chaco tarijeño, el 1 de mayo de 2006, y revela el rol de esos presidentes y sus entornos, como el caso de Carlos Miranda Pacheco, Francesco Zaratti, Eduardo Rodríguez Veltzé, y otros, quienes ahora fungen como analistas del sector energético. 

LA NO APLICACIÓN DE LAS AUDITORIAS PETROLERAS Y LA CORRUPCIÓN, LOS RIESGOS DEL PROCESO

En el documento Soliz Rada vuelve a recordar que el actual gobierno de Evo Morales no aplicó una decisión fundamental del decreto nacionalizador, vinculado a las auditorias petroleras que el mismo decreto ordenaba ejecutar y aplicar antes de firmar nuevos contratos petroleros, lo cual habría significado una concesión de al menos 1.600 milllones de dólares de inversiones no efectuadas y utilidades no declaradas, según afirma.

Las auditorías tenían como finalidad encontrar cuánta inversión realmente hicieron las compañías petroleras antes del 1 de mayo de 2006, cuánta de esa inversión ya fue amortizada con la explotación de los campos, como los megacampos de San Alberto y San Antonio, por ejemplo, así como cuál fue la rentabilidad real de los mismos. Sobre dicha base, debió haberse planteado las nuevas condiciones de los contratos a futuro. Sobre el punto, Soliz expresa que "infelizmente, las nuevas autoridades en el Ministerio y la Vicepresidencia del Estado no tomaron en cuenta las auditorias en la negociación de los nuevos contratos".

En declaraciones a El País efectuadas anteriormente por parte del ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, así como por el actual presidente de YPFB, Guillermo Achá, se confirmó que esas auditorías, que costaron más de  5 millones de dólares ejecutarlas, no fueron aplicadas.

Soliz Rada insistió en el documento pubicado que "la recuperación del patrimonio público y que se extendió exitosamente a las telecomunicaciones y la hidroelectricidad, se está debilitando por la no institucionalización de YPFB, el insuficiente impulso a la exploración y la corrupción e ineficiencia que tanto perjudican al país".

LEA MÁS: La institucionalización de YPFB profundizará la nacionalización