Proteger las fuentes, proteger la vida, es hacer ciudad

Mar 24, 2018

La esperanza está en la ciudadanía tarijeña. La encuesta recientemente presentada por la Universidad Domingo Savio (UDS) y la organización NATIVA, revela que prácticamente el 75% de la población está de acuerdo con la idea de pagar un monto de dinero en la factura del agua para la protección de la cuenca del Rincón de la Victoria. 

El resultado es esperanzador porque muestra un nivel de conciencia importante de la población respecto a sus fuentes de agua potable. La aparente toma de conciencia de la ciudadanía es clave si es que se pretende frenar y revertir los procesos que han llevado a la problemática situación actual.
Una situación calificada de paradójica, ya que Tarija es un valle rico en fuentes de agua, pero que cada año sufre falta de suministro, con cortes del servicio en varias zonas, y en otras que reciben agua apenas unas pocas horas por día.
El problema de la falta de agua no puede ser culpado solamente a fenómenos como el cambio climático. Ha sido fundamentalmente causado por la dinámica urbana: un crecimiento sin planificación, sin protección de fuentes de agua, y por supuesto, la falta de sistemas apropiados de recolección, tratamiento y reúso de las aguas residuales.
Los asentamientos humanos en quebradas y zonas de recarga, no sólo ha contribuido a secar varias fuentes de agua sino también a la contaminación de acuíferos por los desechos sólidos y líquidos generados por los nuevos habitantes.
Esta es una perfecta ilustración del proceso de “urbanización neoliberal”, término utilizado por la investigadora Escarley Torrico para referirse a la urbanización descontrolada, desregulada, y la generación/agudización de desigualdades en las ciudades.
Ahí encaja la falta de recolección y tratamiento del agua residual generada en hogares e industrias, que permitan un reúso (para riego y caudales ecológicos), que ayuden a aliviar la creciente presión sobre las fuentes de agua cada vez más escasas y frágiles, y sobre todo, ayudar a descontaminar lo que actualmente está deteriorado.
Y es que la urbanización neoliberal afecta todo. La falta de agua no es solamente un fenómeno físico-técnico, sino también político. La forma en que se dan los asentamientos humanos, las prioridades de las sucesivas gestiones municipales y departamentales, entre otros, también determinan qué zonas sufren más racionamientos que otros.
Las ciudades, bajo un sistema desregulado del suelo, se constituyen no sólo en fuente de reproducción de las desigualdades urbanas previas, que ya existían, sino también de nuevas formas de desigualdad.
Como afirma Torrico, “el espacio es un factor clave en la desigualdad urbana, ya que genera accesos diferenciados a los recursos, y además, dependiendo donde estés y dónde vivas, se activan mecanismos que por la localización empobrecen a ciertos sectores”.
El acceso a los servicios básicos hace una diferencia enorme en términos de calidad de vida y afectar de forma diferenciada a tus ingresos. La experta recuerda que la gente de zonas periurbanas tiene menos años de esperanza de vida, y eso sin contar los efectos de estar permanente enfermo por consumir agua de mala calidad, situaciones que empobrecen aún más. Pero que los tarijeños entiendan la importancia de cuidar las fuentes de agua y estén dispuestos a pagar por ello es muy valioso. El mensaje es claro. El turno es ahora de las autoridades departamentales y municipales, que deben generar mecanismos para hacer de eso una realidad.
Efectivamente, la protección de fuentes de agua, los sistemas de alcantarillado sanitario, las plantas de tratamiento de aguas residuales, etc., son obras que no se ven, por lo que los políticos suelen darle una atención secundaria o terciaria.
Sin embargo, el saneamiento básico, el agua potable, el transporte y el manejo de la basura están entre los aspectos más importantes de la calidad de vida en cualquier ciudad, y no pueden ser descuidados. El voto ciudadano también tiene que hacer valer sus prioridades.

Archivo Nacional

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30