Bolivia pone a punto sus argumentos de réplica

Escrito por  La Haya / ABI Mar 26, 2018

El equipo jurídico de Bolivia daba forma definitiva el domingo, un día antes de exponerlos a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), a los argumentos de réplica a Chile que presentará el lunes en el último alegato boliviano de la fase oral del juicio marítimo ante este alto tribunal de la Organización de Naciones Unidas.

Bolivia instaló su cuartel general en tres puntos de la ciudad de La Haya: la Embajada boliviana, al 2 de la calle Nassanplein y los hoteles Marriot, al 30 de la avenida Johan de Wittlaan, emplazado a metros del Plaza Crowne de esta ciudad de medio millón de habitantes, emplazada al sur de Holanda a 1,5 km del Mar de Norte.
Por procedimiento, las partes no pueden repetir, en la ronda de lunes y miércoles, los argumentos que se escucharon la semana pasada en la Corte.
Los abogados nacionales e internacionales que defienden a Bolivia consignaban al detalle los alegatos, de 5 minutos, poco más o menos, que leerán ante los 15 magistrados de la CIJ.
Lo mismo, se concentraron en el alegato del agente o coagente bolivianos ante la CIJ, en este caso Eduardo Rodríguez Veltzé o Sacha Llorenti.
Uno de ambos cerrará los alegatos orales bolivianos que este lunes deberán abarcar 3 horas, el mismo tiempo que corresponderá a Chile el miércoles.
El equipo de abogados y funcionarios alrededor de la causa boliviana se potenció antes del mediodía boliviano, media tarde en Holanda, con la llegada del presidente Evo Morales a la ciudad de La Haya.
Apenas llegado a esta ciudad construida bajo el nivel del Mar de Norte, subsidiario del Atlántico, hacia las 15h10 locales (9h10 en Bolivia), Morales se reunió con los letrados, entre otros el español Antonio Remiro Brotóns, la francesa Monique Chemillier, el británico Vaughan Lowe, el francés Mathias Forteau, el iraní Payam Akhavan y la también inglesa Emy Samder.
En las oficinas de la Embajada boliviana en La Haya, Morales, los juristas, Agente y Coagente, el canciller Fernando Huanacuni, el cuerpo de funcionarios de Bolivia, inclusive los diplomáticos nacionales que subieron hasta Holanda, repasaron, durante poco más de una hora, el borrador de los argumentos que serán puestos a consideración de los magistrados de la CIJ.
Al cabo de la reunión en que escuchó el contenido del borrador de los contraargumentos bolivianos del lunes, Morales se dijo “muy contento del trabajo en equipo”.
Los abogados de Bolivia, enfatizó, “saben de ese gran fervor que hay en el pueblo boliviano” por esta causa.
Dijo haber expresado a los defensores de Bolivia en los estrados de la CIJ “el profundo sentimiento que vive el pueblo boliviano (...) mucha confianza, mucha esperanza pero también mucha emoción, convicción para volver al Océano Pacífico”.
El presidente del Senado boliviano. Alberto Gonzales, que llegó a La Haya junto a Morales, dijo que los contraargumentos bolivianos “van a servir para desbaratar algunas mentiras que plantearon los abogados de Chile, el jueves y viernes”.

Brotóns
También a la salida de la reunión, Brotóns contestó, por su parte, la postura de Chile que, en sus alegatos de primera ronda, el jueves y viernes, esgrimió que las notas verbales, actas diplomáticas, memorandos intercambiados por La Paz y Santiago entre 1920 y 2011, además de otras expresiones formales de Estado, carecían de valor vinculante y que, por lo tanto, no implicaba una obligación alguna de negociar con Bolivia.
Esto es, básicamente, lo que Bolivia espera de la CIJ, que obligue a Chile a volver a la mesa de negociación, pero esta vez de buena fe, pronta y formalmente.
La defensa de Chile se aferró al Tratado de 1904 que tras la invasión seguida de guerra, en 1879, al entonces puerto boliviano de Antofagasta, selló un nuevo régimen de fronteras y dejó mediterránea a Bolivia, que resignó 400 km lineales de costas y 120.000 km2 de territorios de desembocadura en el mar.

Archivo Nacional

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31