×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 902

Torres: “Para dedicarme a la música debía irme de Tarija”

Escrito por  Sep 30, 2014

Ganador de varios premios nacionales en su “corta” carrera como guitarrista solista, Gabriel Torres Gorena es un artista tarijeño que tuvo que emigrar en busca de una mejor formación que le impulse en su vocación de seguir el camino de la música. Por esta razón considera que la región debería contar con una facultad universitaria para profesionalizar a los intérpretes y compositores.

Empezó a tocar guitarra a los siete años con el maestro Fernando Arduz en la Escuela de Música “Pastor Achá M.” en el año 1997, sin embargo, era una actividad más que realizaba cuando niño, pero fue a partir de los 13 años, gracias al empuje de su mentor, que tomó un real interés al ganar un concurso nacional de guitarra en el marco del festival de la cultura “Abril en Tarija”.
“El profe me animó y se me abrió un mundo, el de la guitarra clásica, me preparé y tuve la fortuna de ganar ese concurso. Después seguí estudiando, participé en otros certámenes, fui progresando y me motivé mucho más y los resultados eran positivos, empecé a ampliar mi repertorio, a enfocarme y a elegir la guitarra más que otra actividad”, recordó.
Luego de terminar el colegio, opto por una carrera universitaria, Ingeniería Civil, pero tuvo la oportunidad de participar en un encuentro internacional de música de cámara en Chile lo que definió su futuro. “Ahí me di cuenta de la necesidad de arriesgarme, porque en el encuentro juvenil eran todos músicos, estudiaban música y yo era el único que no era músico y que no estaba estudiando música”, contó Torrez.
“Decidí dedicarme a la música, arriesgarme, pero para eso tenía que irme de Tarija, no podía seguir aquí. Fui a averiguar a La Paz al Conservatorio pero para mi era muy difícil el examen de ingreso. En Argentina, Paraná fue más fácil”, agregó.
Optó por esa ciudad y estudiar el profesorado superior de guitarra en la “Universidad Autónoma de Entre Ríos”, porque dictaba la cátedra un renombrado maestro como Eduardo Isaac, también paso clases Silvina López, Pablo Ascua, Ernesto Méndez, Luis Medina y Walter Gómez.

Sentimientos


Cuando toca para un público asegura que le invade un gran deseo de comunicar su música, a la que considera un otro lenguaje, otro idioma, que se expresa en sonidos, además de que le invade un compromiso con quienes lo escuchan.
“Me invade una responsabilidad sobre las emociones de las otras personas, creo que el músico tiene el poder de tocar la parte más delicada de la persona que es la sensibilidad, la emoción, eso no es algo menor y creo que hay que ser responsable sobre eso”, reveló.
Un momento fuerte que le marcó para asumir ese hecho fue que en una oportunidad le tocó interpretar “Alfonsina y el Mar” y después de los primeros acordes escuchó unos sollozos que le hicieron dar cuenta de la influencia que tiene la música en los otros.
“Por esa razón, desde esa vez, desde la primera nota trato de ser muy consciente, trato de ser responsable con el sonido”, con lo que interpreto”, aseguró.
Seguro de lo que hace, tiene previsto culminar con el profesorado en unos tres años más, luego planea hacer una maestría en gestión cultural en Buenos Aires y luego empezar a participar en grandes concursos de guitarra en EEUU y Europa.
El tiempo también cuenta, tiene 24 años y para participar en esos eventos existe un límite de edad que es los 35 años. Considera que le abrirán puertas y que es un camino a futuras posibilidades de crecer artísticamente y poder tocar con orquestas sinfónicas.
El hecho de vivir y estudiar fuera del país le permitió ver la situación de la educación musical en la región y considera que se la debe impulsar en la medida de potenciar la individualidad en el arte, la importancia de acceder a información actualizada y pensar en una facultad de Bellas Artes en la Universidad Juan Misael Saracho.

La trayectoria artística de Gabriel Torres Gorena

 Inicia sus estudios de guitarra con el maestro Fernando Arduz en la Escuela de Música “Pastor Achá M.”, el año 1997 en Tarija, Bolivia. Egresó de la misma en diciembre del 2008.
Desde el 2009 realiza el Profesorado Superior de Guitarra en la “Universidad Autónoma de Entre Ríos”, en Paraná, Entre Ríos, Argentina, en la cátedra del maestro Eduardo Isaac. Tuvo a su vez clases con Silvina López, Pablo Ascua, Ernesto Méndez, Luis Medina y Walter Gómez.
Recibió clases magistrales de renombrados guitarristas en diferentes festivales, entre los más importantes: Eduardo Fernández (Uruguay), Patrick Zeoli (Alemania); Rafael Aguirre (España); Carlos Pérez (Chile), Fabio Zanon (Brasil); Jorge Caballero (Perú), Alexis Méndez (Cuba); Marcos Puña y Piraí Vaca (Bolivia).
Fue premiado en varios concursos nacionales y fuera del país. Entre los más importantes, recibió el Primer Premio Compartido en la Categoría Nacional en el “IV Festival y Concurso Internacional de Guitarra de la Paz” realizado en septiembre de 2012.
También fue el Primer Premio en Guitarra Trigésima Selección de “Jóvenes Estudiantes de Música”, Concurso Mozarteum de Santa Fe – Filial Salzburgo en Santa Fe, Argentina, realizado en septiembre del 2011.
Logró el Tercer lugar y Premio a la Mejor Interpretación de Obra Boliviana en Categoría Nacional en el “I Festival y Concurso Internacional de Guitarra de la Paz”, realizado en septiembre de 2009.
Obtuvo el Primer Premio en la Categoría Infantil en el “XI Concurso Nacional de Guitarra del Festival Abril en Tarija’, en el año 2003.
Tuvo destacadas participaciones entre 2007 y 2010 como solista representando a Bolivia en cuatro versiones del Encuentro Internacional Juvenil de Música de Cámara del ZICOSUR y Mercosur Musical, organizado por la Universidad de Antofagasta en Chile.

ROBERTO PATIÑO / EL PAÍS EN