Dejó el Villarreal: Pato fue traspasado al Tianjin del fútbol chino

Escrito por  AGENCIA Feb 01, 2017

El Villarreal ha confirmado el traspaso del delantero brasileño Alexandre Pato, al equipo chino Tianjin Quanjian, 

en una operación que el club castellonense ha considerado “beneficiosa para todas las partes implicadas”.

Pato llega al fútbol chino tras no haber rendido a alto nivel en el Villarreal, que esperaba un mejor rendimiento y más ante los problemas que tiene el equipo en esa demarcación.

El futbolista ha marcado dos goles en los catorce partidos de Liga que ha jugado con el Villarreal, once de ellos como titular y ha sido sustituido en nueve ocasiones.

Además el atacante internacional brasileño ha jugado diez partidos más en otras competiciones y ha marcado tres goles en Europa y acumula un tanto más en la Copa del Rey.

La salida del delantero se ha fraguado desde el inicio del actual mercado invernal y se ha reactivado tras la llegada al club del atacante Adrián López la pasada semana.

Pato llegó al Villarreal este verano procedente del Corinthians brasileño, en una operación en la que el equipo castellonense pagó 1,7 millones por hacerse con sus servicios. El jugador firmó por cuatro temporadas, de las que solo va a cumplir media.

El Villarreal indica en su web que “quiere agradecer al delantero brasileño su implicación, entrega y profesionalidad demostrada y le desea la mayor de las suertes en su nueva etapa deportiva”.

Esta fue una de las actividades finales del mercado de pases de invierno del fútbol europeo donde no hubo tanta contratación sino más bien depuración. Ningún equipo grande del Viejo Continente resaltó por alguna contratación, sino más bien algunos como el Sevilla en España o el PSG en Francia sumaron jugadores del fútbol sudamericano, no más que eso.

El que se llevó la flor en este receso de fin de año fue el fútbol chino que logró concretar figuras como Carlos Tevez de Boca, Oscar del Chelsea y ahora Alexander Pato del Villarreal español. Otros como Levandowski del Bayer o Diego Costa del Chelsea y Ángel Di María del PSG le dijeron no al mercado emergente de pases en el continente asiático.