Prostituta psicótica raptó a una bebita de 10 meses

Escrito por  Grupo Crónica Abr 10, 2017

La infernal odisea se extendió casi un día y movilizó a numerosos integrantes de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Una prostituta, de 24 años y conocida con el apodo de “Loquilla”, quien padece serias alteraciones mentales, raptó a una inocente bebita de 10 meses.

El tremendo suceso comenzó en la estación de trenes de la localidad bonaerense de Morón, cuando la madre de la víctima -que también ejerce la misma actividad que la acusada- se la entregó voluntariamente para que la hiciera pasar por su hija y de esta manera pedir limosna en vía pública.

Denuncia
Sin embargo, la muchacha se llevó a la menor, lo que originó una denuncia ante la Justicia y diferentes procedimientos, con el objetivo de rescatar a la pequeña. Finalmente, tanto la demente como la criatura fueron localizadas en Lomas de Zamora.
Los voceros de los tribunales de Morón revelaron que el hecho empezó en la estación de trenes del citado distrito, situada en el cruce de 9 de Julio y Presidente Domingo Faustino Sarmiento, cuando una joven llamada Débora Noelia, de 26 años, le hizo entrega de la menor a una de sus amigas, con la intención de que la usara para solicitar limosna a los peatones.
Sin embargo, esta mujer, conocida como “Loquilla”, resolvió llevarse a la niña, de nombre Naihara Noelia, y la terrible situación provocó que Débora Noelia denunciara el caso, al señalar que su hija le había sido robada por una mendiga, cuya identidad desconocía totalmente.
De inmediato, los investigadores policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones de Morón e integrantes del Gabinete Técnico Operativo (G.T.O.) de la comisaría Primera de esa zona comenzaron a trabajar para aclarar el suceso, oportunidad en la que tuvieron sospechas de la versión aportada por la muchacha.
Gracias al testimonio de un comerciante del vecindario, se logró averiguar que Débora Noelia, que registraba domicilio en la localidad bonaerense de Los Pinos, en el partido de La Matanza, conocía a “Loquilla”, ya que ambas se dedicaban a ejercer la prostitución en las proximidades de las vías y a pedir monedas a los diversos usuarios de las formaciones ferroviarias.
El testigo manifestó haber visto a la progenitora de la beba en momentos en que se la entregaba de manera voluntaria a su compañera. Tras ser descubierta, la denunciante confesó que le había dado a su hijita a su amiga, mientras ella se dirigía a llevar varios envases vacíos a un negocio.
Al revisar los antecedentes de “Loquilla”, el personal policial, supervisado por el doctor Sergio Augusto Di Leo, fiscal de la Unidad Funcional Nº 6, del departamento judicial de Morón, se llevó una sorpresa desagradable: la mujer, en 2016, había sustraído al bebé de un matrimonio de amigos, de una casa en Parque San Martín, en el partido de Merlo. Trascendió que en aquel expediente constaba el documento de identidad de la ladrona de criaturas, que afirmaba que el nombre de la prostituta era Morena Lorena Álvarez, de 24 años.
Posteriormente, los investigadores determinaron que Morena tenía un total de 3 domicilios (2 de ellos en Zárate y el restante en el Barrio Fonavi, en Escobar).
Con la causa caratulada “Averiguación de ilícito” y ante la posibilidad de que pasara a convertirse en “Presunta sustracción de menor”, los servidores públicos allanaron estas viviendas, pero no encontraron ni a la sospechosa ni a la chiquilla.
Los informantes manifestaron que, como consecuencia de la gravedad de lo ocurrido, se tuvo que alertar a todas las dependencias de las áreas de Seguridad e Investigaciones de la policía provincial. El dramático hecho finalizó cuando autoridades de la comisaría 1ª de Lomas de Zamora informaron que habían observado a “Loquilla” mientras pedía limosna a la gente, con la niña en brazos, en la estación de trenes del citado partido, ubicada en la esquina de José Ignacio Gorriti y República del Líbano.